El Grumman F-11 Tiger

El primer avi√≥n del ej√©rcito estadounidense en superar Mach-1 fue el Douglas F4D Skyray, pero estuvo poco tiempo en servicio. Su sucesor fue el F-11 Tiger, un caza espectacular que ostenta un r√©cord bastante surrealista. Es el √ļnico avi√≥n supers√≥nico que se ha ametrallado a s√≠ mismo.

Corr√≠an los a√Īos 50, la tecnolog√≠a de vuelo supers√≥nico acababa de llegar a la aviaci√≥n militar, y las compa√Ī√≠as experimentaban con nuevos prototipos cada pocos a√Īos. El F-11 Tiger, de hecho, era el primer caza de la compa√Ī√≠a en superar Mach 1, y el segundo modelo supers√≥nico en incorporarse a la armada.

Advertisement

En septiembre de 1956, uno de estos aviones realizaba un vuelo de prueba a lo largo de la costa de Long Island. El piloto, un veterano llamado Thomas W. Attridge Jr, realizó un picado en 20 grados desde una altura de 6.000 metros y disparó una salva al océano con sus ametralladoras Colt Mk12 de 20 mm.

Al llegar a los 4.000 metros dispar√≥ una segunda salva, activ√≥ el sistema de postcombusti√≥n y aceler√≥ su descenso. Al cabo de apenas un minuto, el cristal de cabina comenz√≥ a agrietarse y el motor sufri√≥ un fallo cr√≠tico. El piloto trat√≥ de volver a la base pero tuvo que saltar del avi√≥n al poco tiempo. En la ca√≠da se fractur√≥ una pierna y se da√Ī√≥ varias v√©rtebras. El avi√≥n fue destruido.

Advertisement

Un F-11 Tiger aterrizando en un portaaviones en 1957

En el informe preliminar del incidente, Attridge declar√≥ que el avi√≥n probablemente hab√≠a colisionado con alg√ļn p√°jaro peque√Īo. Cuando los t√©cnicos de Grumman recuperaron los restos del aparato y los inspeccionaron descubrieron la verdadera causa del accidente. El piloto se hab√≠a derribado a s√≠ mismo.

Advertisement

Cuando disparó la segunda salva de balas, el piloto mantuvo el mismo rumbo que los proyectiles y aceleró. Las balas salieron a unos 3.200 km/h (combinando el impulso del avión con el de la ametralladora), pero pronto perdieron velocidad. Llegó un punto en el que el F-11 alcanzó su propia munición y chocó con la ráfaga.

Una de las balas impactó en el morro, la otra agrietó el cristal de la cabina y la tercera se coló por la toma de aire del motor, averiándolo. Fue la primera vez que un avión a reacción se ametrallaba a sí mismo, un tipo de accidente que no se veía desde los días de los aviones a hélice con ametralladoras en el morro. [Data Genetics vía Popular Mechanics]