Para Google las redes sociales siguen siendo asignatura pendiente y eso que tienen mucha más experiencia que sus competidores. Comenzaron hace una década con Orkut, un proyecto salido de ese famoso "20% del tiempo" que sus ingenieros puede dedicar a desarrollar ideas personales.

Hoy Paulo Golgher, responsable del equipo de desarrollo, ha anunciado que Google cerrará definitivamente la comunidad el 30 de septiembre. Todas las conversaciones públicas se mantendrán accesibles y los usuarios tendrán hasta 2016 para rescatar sus datos a través de Google Takeout pero desde hoy será imposible darse de alta como nuevo usuario.

El cierre no es inesperado. Orkut sólo llegó a tener una presencia significativa en Brasil y Google está ahora más interesada en potenciar su red alternativa, Google+. Con 300 millones de usuarios registrados es una apuesta más lógica aunque tampoco puede considerarse una red social de éxito. A pesar de la agresiva promoción de Google para captar usuarios, Google+ sigue siendo mucho menos activa que Facebook.