Han pasado ya 7 años, y el gran debate entre iOS versus Android sigue siendo protagonista tanto en los foros de Internet como en la vida real. Pero estas plataformas han recorrido un largo camino, especialmente en los últimos dos años. ¿Aún aplican los argumentos que usábamos antes para decidir cuál era mejor? ¿Cuáles son las características que separan iOS 8.3 de Android 5.1 Lollipop? Hemos usado un Nexus 6 y un iPhone 6 para conocer la respuesta.

Las reglas del juego ya están establecidas: iOS es el software de Apple y solo funciona como quiere Apple, o lo aceptas o te buscas otro teléfono. Por otro lado, Android te deja cambiar incluso la aplicación que usas para enviar mensajes de texto (SMS), añadir widgets a la pantalla de inicio e incluso usar otros launchers si así lo deseas. Esa es una de las mayores diferencias que todos los usuarios conocen.

Pero otra gran diferencia es que mientras las aplicaciones de Google funcionan felizmente en iOS, no hay forma de usar las apps de Apple en Android. De hecho, esto no pasa únicamente con las aplicaciones: mover tus documentos, contactos, películas, correos electrónicos, música y fotos de Android a iOS es muchísimo más fácil y sencillo que intentarlo hacer de iOS a Android. De nuevo, es un contraste bastante establecido y conocido entre las dos plataformas, así que mejor profundicemos y encontremos qué más es diferente ahora, en 2015.

Interfaz y Notificaciones

Las líneas planas, limpias y minimalistas de iOS 8 le deben bastante a iOS 7, cuando Apple arrastró a su sistema operativo a la edad moderna. Por otro lado, el colorido diseño del Material Design de Google, presentado con Android 5.0, quiere unificar la experiencia entre todas tus aplicaciones, para así ayudarte a usarlas de forma más rápida y natural, guiando a tus ojos.

Advertisement

Pero ambas son bastante diferentes. Si te has acostumbrado a usar una de ellas puede que sencillamente no te intereses por la otra. Mientras que Apple apuesta por un diseño mucho más refinado, Google busca impactar más. Ambas tienen diseños preciosos, a su manera.

De cierto modo, las notificaciones funcionan de igual forma en ambos sistemas operativos, y las diferencias que existen son bastante sutiles y pequeñas: El sistema de Apple aún te permite configurar las notificaciones de forma individual para cada aplicación, mientras que Google lo facilita mucho más para responder o eliminar alertas directamente desde el centro de notificaciones.

Advertisement

Con el nuevo modo de prioridad de Lollipop, Android finalmente tiene algo para rivalizar con el modo “No Molestar “ de iOS, aunque ambos son un poco complicados de entender al principio.

Y bueno, luego está el botón de “Volver”, un botón obligatorio para todo veterano de Android, y un botón irrelevante y confuso para cualquiera que haya usado por mucho tiempo iOS. Es una de esa diferencias entre las dos plataformas en las que en realidad no hay una respuesta correcta sobre si es algo bueno o malo, solo depende de lo que te guste.

Advertisement

Compara a Siri con Google Now es algo bastante interesante. Siri tiene que ver más acerca de controlar las cosas con tu voz, usar tu teléfono sin mover tus manos ni solicitar información con la voz. Google Now, en cambio, también acepta algunas órdenes con la voz, pero su enfoque principal es el de darte a conocer información que cree es la que buscas y necesitas basándose en tus correos electrónicos, registros de búsqueda, viajes recientes y más.

Ya hemos hablado acerca de personalización y cómo puedes darle un aspecto completamente nuevo a tu Android, píxel a píxel, si así lo deseas. No hay forma de hacer esto en un iPhone. Hay una gran diferencia también en la capacidad de compartir cosas desde una aplicación. Mientras que Android te permite compartir prácticamente cualquier tipo de archivo a través de cualquier aplicación, iOS se ha abierto muy poco en este sentido. Aún le falta mucho.

Aplicaciones y Ecosistema

Tanto Apple como Google ofrecen un sólido conjunto de aplicaciones nativas en sus plataformas, aunque claro, las aplicaciones de Google también están disponibles para iOS (YouTube, Gmail, etc...) mientras que Apple ignora a Android por completo en este aspecto. Hangouts, por ejemplo, es una muy buena aplicación que Google ha desarrollado para que funcione prácticamente en cualquier plataforma, mientras iMessage y Facetime están limitadas, pero también funcionan mejor y están mucho más pulidas.

Advertisement

Una comparativa más detallada de cada una de las aplicaciones requeriría al menos una docena de artículos más, pero en resumen, en la mayoría de las áreas (correos, mapas, contactos, llamadas) tanto iOS como Android tienen todo lo que necesitas. Podrías decir que Googla es mucho más innovador en cuanto a correos electrónicos gracias a Gmail e Inbox, pero últimamente la app de correo de Apple no se queda atrás.

Si hablamos de aplicaciones de terceros (3rd Parties) y en términos generales, las apps más importantes y conocidas están presentes tanto en iOS como en Android. En cuando a nuevos lanzamientos, en cambio, todavía iOS los recibe primero, siendo Meerkat y Periscope dos de los ejemplos más recientes. Si quieres unirte a esta revolución del streaming móvil, tienes que tener un iPhone.

Advertisement

Ambas aplicaciones llegarán a Android en algún momento, sin lugar a dudas (Meerkat ya está disponible como Beta), pero aún con este tipo de lanzamientos sigue existiendo un retraso que perjudica a los usuarios del sistema de Google. Por otro lado, Google normalmente lanza algunas de sus aplicaciones (como Field Trip o Google Keep) primero en Android, además de actualizar sus apps también primero en su propia plataforma antes que en iOS.

Sinceramente, las aplicaciones de terceros siempre han sido un punto más fuerte en iOS que en Android, y eso se mantiene en 2015. El iPhone llegó primero con su App Store y es más fácil programar para esta plataforma por diferentes factores (como menos dispositivos y menos fragmentación). En cuanto a aplicaciones, Android no es el desastre que Windows Phone o BlackBerry son, pero aún no está al mismo nivel de iOS.

Advertisement

Los permisos para las aplicaciones también son manejados distintos en Android. Cuando instalas la aplicación tienes que elegir todo o nada; en cambio en iOS, permisos como los de acceso a la cámara o la ubicación se gestionan de forma individual, y puedes revocarlo en cualquier momento sin necesidad de borrar la aplicación.

Estabilidad, Seguridad, Rendimiento

Touch ID ha sido algo muy bueno para iOS, dado que ha mejorado muchísimo la experiencia de desbloquear el teléfono o verificar una compra. Los muchos fabricantes de Android están intentando imitarlo, sin mucho éxito. Samsung es el único fabricante en haber incluido tecnología para captar huellas dactilares en dispositivos Android de buena calidad.

Advertisement

Pero con Android Lollipop obtienes una característica bastante útil, para “confiar” en diferentes áreas, zonas y dispositivos. Como por ejemplo para conectarte vía Bluetooth a los altavoces de tu vehículo de forma automática, sin necesitar introducir una contraseña de desbloqueo. Esto ofrece al usuario una mayor versatilidad y personalización de las opciones de seguridad. Lollipop también ha igualado a iOS en ofrecer el cifrado completo de los dispositivos por defecto, aunque esto solo es obligatorio para los teléfonos y tablets Nexus.

La seguridad de las aplicaciones también es otro punto constante de debate. No hay duda de que Android no es tan seguro como iOS, y que es más fácil que pueda acceder software no autorizado en tus dispositivos. Eso sí, si te mantienes descargando aplicaciones solamente desde la Google Play Store, el riesgo es mínimo. El mes pasado, por ejemplo, Google confirmó que todas las aplicaciones son revisadas antes de su publicación en la tienda virtual, para ofrecer mayor seguridad a los usuarios.

Advertisement

En lo que se refiere a estabilidad y rendimiento, la multitud de terminales Android e iPhones en el mercado impiden tener una perspectiva clara. Pero en general, es justo decir que tanto iOS como Android corren bastante bien y sin problemas en los dispositivos más recientes, mientras que en los más viejos son susceptibles a pequeños fallos y cuelgues molestos de aplicaciones.

En general, iOS gana en cuanto a seguridad, solo que por un margen bastante pequeño. Quizás un mayor riesgo de malware o inestabilidad es el precio a pagar por una mayor capacidad de personalización y flexibilidad en Android.

Más allá del sistema operativo móvil

Hay muchos extras para elegir: Apple Health Vs Google Fit, Apple Pay Vs Google Wallet, Android Auto Vs CarPlay. Para tratar de terminar esta parte antes de que lleguen iOS 9 o Android 6, tenemos que limitarnos de alguna manera.

Advertisement

Música y películas parece una buena área en la que centrarnos. Android no tiene el mismo tipo de sistema de gestión para equipos de escritorio que Apple tiene con iTunes. Los usuarios de Android siempre pueden recurrir a Play Music o Play Movies, y aunque ambas están mejorando mucho, no ofrecen el mismo grado de control de contenidos que ofrece iTunes.

La orientación de Google hacia la nube no es tan útil a la hora de gestionar nuestra propia biblioteca digital como lo es de cara al correo electrónico o a los documentos de oficina. Esto no quiere decir que no se pueda organizar una biblioteca de música, cine, o series en Android, sino que el proceso no es tan directo como en iOS. En el otro lado lo que compres en la Apple Store no te servirá en Android. Los contenidos que compras en las tiendas Android son exportables a otras plataformas.

Advertisement

Finalmente, parece injusto mencionar esto en una comparativa de software, pero durante muchos años, la cámara del iPhone ha puesto en evidencia a los fabricantes Android en prácticamente todas las especificaciones, desde velocidad a calidad de imagen. Apple sigue a la cabeza en ese sentido, aunque no sea culpe del software Android.

En resumen

Hemos escrito cerca de 2.000 palabras, y apenas hemos empezado a arañar la superficie del tema iOS Vs Android. Es un buen ejemplo de cómo estos sistemas operativos han expandido su área de influencia y lo versátil que puede llegar a ser un teléfono hoy en día.

Advertisement

Basta leer algunos de los artículos que se encuentran en Internet sobre iOS Vs Android para darse cuenta de que lo que cuenta son las pequeñas diferencias. La posición de un botón, la manera en la que se gestiona una función específica, o la confianza en una u otra aplicación marcan la diferencia.

Si pasamos de esos detalles, lo que se ve es que Apple y Google tiene ideas radicalmente diferentes sobre como tratar temas como el hardware, el software, la web, o los datos privados del usuario. En apariencia, iOS y Android nunca han sido tan parecidos. Bajo la superficie, ambos se alejan cada vez más.

A medida que Google y Apple se copian funciones, y ambos sistemas operativos se vuelven más y más maduros, elegir entre uno u otro ya no es cuestión de una lista de funciones, sino de elegir entre lo que hay más allá. En 2015, se trata de elegir entre dos ecosistemas diferentes, de elegir a quien confiar nuestros datos, y cómo queremos vivir nuestra vida digital a través de smartphones, computadoras e Internet.

Advertisement

Foto de portada: Ryan McLauglin / Flickr, bajo licencia Creative Commons.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)