Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Japón pone fin a la era de los míticos busca como solo ellos saben: con un funeral

9.7K
21
Save

¿Recuerdas los dispositivos busca? Tal vez no. Si estuvieras en la década de 1990, podrías haber llevado uno en caso de que alguien quisiera ponerse en contacto. Mainichi informa que hoy en Japón, el servicio de buscapersonas finalmente terminó después de introducirse por primera vez hace cincuenta años.

Tokyo Telemessage Inc., el último servicio de buscapersonas del país, comenzó a apagar las señales de radio ayer por la noche y los pitidos finales cesaron hoy.

Advertisement

Como explica Mainichi, los buscapersonas continuaron encontrando uso en hospitales japoneses, donde la conexión del teléfono móvil puede ser irregular o donde el uso del teléfono ha sido mal visto por las preocupaciones de que las señales podrían interferir con el equipo médico.

Como escribí en mi libro Japanese Schoolgirl Confidential, los adolescentes en la década de 1990 desarrollaron su propia jerga para los busca para que pudieran enviarse mensajes de texto primitivos. Aquí se explica cómo: al llamar a un busca, se suponía que debías ingresar tu propio número de teléfono para una devolución de llamada; sin embargo, los adolescentes ingresaron mensajes codificados. Por ejemplo, el número “3341" significa samishii (estoy solo). El número tres (3) es san o mitsu en japonés, cuatro (4) es shi en japonés y uno (1) es el carácter japonés i (い).

Como contaban en My Game News Flash, se celebró un funeral en Akihabara para conmemorar la desaparición del localizador. El número en la pantalla 1141064 se supone que significa ai shiteru yo (I love you).

Advertisement
Advertisement

Curiosamente, el código I-love-you que escuché a menudo a principios y mediados de la década de 2000 fue 141064 y no 1141064, como se ve en estas publicaciones de blog más antiguas (aquí, aquí y aquí). El número uno (1) se parecía a la letra inglesa “i”, que suena como la palabra japonesa ai (愛) que significa “amor”. El número cuatro (4) es shi en japonés. El número diez (10) es te, el número seis (6) es ru y cuatro (4) es yo. Hubo variaciones en los códigos de amigo a amigo y de escuela a escuela, lo que podría explicar la variación.

Los busca son reliquias de una época más simple, por lo que es triste verlos partir. Sus hermanos, las antiguas máquinas de fax, probablemente se quedarán un poco más.

Share This Story

Get our newsletter