Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

La cabina de un avión bombardero de largo alcance, por dentro. Se trata del Rockwell B-1B Lancer, un avión bombardero utilizado por la las Fuerzas Aéreas de los EE.UU. desde 1986. Se diseñó inicialmente para lanzar ataques nucleares sobre Moscú, pero por suerte nunca llegó a utilizarse para estos fines. Ahora, una remodelación de su cabina (en la foto), con nuevas funciones y tecnología que automatiza procesos, permitirá que estos aviones de casi 30 años se sigan utilizando hasta el 2030. [Foto: The Aviationist]

Advertisement

Share This Story