Imagen: Matt Maldre / Spudart

En octubre, Apple inauguró una nueva tienda en Chicago que describió como la más moderna y ambiciosa de su historia. La Apple Store de Michigan Avenue, que se encuentra frente al río, destaca por su techo de fibra de carbono con forma de MacBook y sus paredes de vidrio de 10 metros que apenas interfieren en las vistas del entorno. Todo muy bonito... hasta que ha llegado el invierno.

A pesar de ser tan moderno y presumiblemente caro, el techo de la tienda no cuenta con ning√ļn sistema de deshielo. Cuando nieva, la nieve se acumula sobre el establecimiento y cae a la plaza que lo rodea. O peor: se forman car√°mbanos de hielo en forma de estalactita y amenazan con caerse sobre alguien.

Advertisement

Imagen: Matt Maldre / Spudart

Como se√Īala el dise√Īador local Matt Maldre, este aparente fallo de dise√Īo en la arquitectura de la Apple Store ha obligado a cerrar el √°rea p√ļblica que la rodea, y en concreto buena parte de las escaleras de granito que funcionan como un espacio p√ļblico para disfrutar de las vistas junto a la tienda. Se ve en la foto.

Imagen: Apple

Advertisement

Lo curioso es que este no es el primer problema con el que se ha encontrado la famosa Apple Store de Chicago esta temporada. Una semanas despu√©s de abrir, un grupo de defensores de los p√°jaros advirti√≥ a la compa√Ī√≠a de que hab√≠an aparecido aves migratorias muertas alrededor de la tienda.

Al parecer, los p√°jaros se desorientaban con la luz y chocaban contra los gigantescos paneles de vidrio de la tienda, a veces muriendo por el golpe. Apple dijo que atenuar√≠a las luces de la tienda ‚Äútanto como pudiera‚ÄĚ durante la noche para evitarlo. [Matt Maldre, Chicago Tribune]