Se han anunciado los finalistas para el concurso Wildlife Photographer of the Year. El conjunto de este a√Īo presenta algunas im√°genes impresionantes y desgarradoras. Desde animales que luchan por sus vidas hasta la sutil belleza de un p√°jaro que bebe de un car√°mbano, las fotograf√≠as son excepcionales.

El concurso Wildlife Photographer of the Year, ahora en su 55¬ļ edici√≥n, es administrada por el Museo de Historia Natural de Londres. El concurso de este a√Īo incluy√≥ unas 50.000 entradas, que fueron enviadas por fot√≥grafos profesionales y aficionados de todo el mundo. Los ganadores ser√°n anunciados el 15 de octubre, y los jueces basar√°n sus favoritos seg√ļn ‚Äúcreatividad, originalidad y excelencia t√©cnica‚ÄĚ, seg√ļn un comunicado de prensa de NHM. El lunes se public√≥ una selecci√≥n de im√°genes recomendadas por el museo para despertar nuestro apetito.

Imagen: Jason Bantle, Canada

La cosecha de este a√Īo muestra la belleza de la naturaleza, pero tambi√©n su brutalidad y fragilidad. En una imagen, un ping√ľino gentoo huye por su vida mientras una foca de leopardo ataca. En otro, un guepardo solitario, rodeado por una jaur√≠a de perros salvajes, suelta un rugido de desesperaci√≥n. Y tal vez en la imagen m√°s discordante, un hipop√≥tamo reci√©n nacido es la improbable v√≠ctima de un toro beligerante, mientras mam√° mira impotente. Capturando estados de √°nimo m√°s claros, las fotos tambi√©n muestran la naturaleza en su mejor momento, incluyendo un adorable mapache en un autom√≥vil abandonado, una curiosa ballena gris y un peque√Īo pez buscando refugio dentro de una medusa.

Imagen: Matthew Ware, USA

Y como todas las excelentes fotografías de vida salvaje, estas imágenes nos sirven de recordatorio para que cuidemos nuestro medio ambiente natural. Una imagen conmovedora de una tortuga marina muerta, asfixiada por una silla de jardín rebelde, es una de las fotos más irritantes presentadas en esta colección.

Advertisement

Imagen: Thomas P Peschak, Germany/South Africa

‚ÄúNunca ha habido un momento m√°s importante para que el p√ļblico de todo el mundo experimente su trabajo en nuestra inspiradora e impactante exposici√≥n‚ÄĚ, se√Īal√≥ Tim Littlewood, director de ciencias de NHM y miembro del jurado, en un comunicado de prensa. ‚ÄúLa fotograf√≠a tiene una capacidad √ļnica para provocar conversaci√≥n, debate e incluso acci√≥n. Esperamos que la exposici√≥n de este a√Īo permita a las personas pensar de manera diferente sobre nuestro planeta y nuestro papel fundamental en su futuro‚ÄĚ.

Imagen: Adrian Hirschi, Switzerland

La molesta foto de arriba tomada por Adrian Hirschi en Zimbabwe muestra a un hipopótamo macho aplastando a un recién nacido de días, con la madre mirando al fondo. Una leyenda de NHM explica la sombría escena:

Persiguió a la madre, luego agarró la pantorrilla con su enorme boca abierta, claramente con la intención de matarla. Después de tratar de ahogarlo, trató de aplastarlo hasta la muerte. Todo ese tiempo, la madre angustiada miraba. La rápida reacción y la rápida exposición de Adrian capturaron el impactante drama. El infanticidio entre los hipopótamos es raro, pero puede ser el resultado del estrés causado por el hacinamiento cuando se secan las piscinas que descansan durante el día. Un macho también puede aumentar sus posibilidades de reproducción al matar a crías que no son suyas, lo que provoca que las hembras entren en celo, listas para aparearse con él. Los hipopótamos machos también son agresivamente territoriales, y las peleas brutales no son infrecuentes.

De hecho, la imagen es un claro recordatorio para evitar los hipopótamos. Se sabe también que estos temibles herbívoros atacan a los humanos.

Advertisement

Imagen: Alex Mustard, UK
Imagen: Diana Rebman, USA
Imagen: Frank Deschandol

Una foto de Frank Deschandol muestra un gorgojo bastante desafortunado que fue víctima de un hongo zombi parasitario. El NHM explica:

En un viaje nocturno en la selva amaz√≥nica peruana, Frank vio a este gorgojo de aspecto extra√Īo aferrado a un tallo de helecho. Sus ojos vidriosos mostraban que estaba muerto, y las tres proyecciones similares a antenas que crec√≠an fuera de su t√≥rax eran los cuerpos fruct√≠feros maduros de un ‚Äúhongo zombi‚ÄĚ. Extendi√©ndose dentro del gorgojo mientras estaba vivo, el hongo par√°sito hab√≠a tomado el control de sus m√ļsculos y lo hab√≠a obligado a trepar. Cuando estaba a una altura adecuada, para el hongo, el gorgojo se aferraba al tallo. Alimentado por el interior del gorgojo, el hongo comenz√≥ a crecer cuerpos fruct√≠feros coronados por c√°psulas que liberar√≠an una multitud de esporas diminutas para infectar nuevas presas. Se sabe que ‚Äúhongos zombis‚ÄĚ similares parasitan a otros insectos.

Las esporas fueron liberadas al día siguiente y el hongo se marchitó, completando el ciclo macabro.

Advertisement

Imagen: Fabien Michenet, France
Imagen: Jo-Anne McArthur, Canada

La fotógrafa Jo-Anne McArthur presentó una foto que muestra pieles de serpiente de cascabel clavadas en la pared, una especie de trofeo para los participantes del festival anual de la serpiente de cascabel en Sweetwater, Texas. El NHM explica:

Cada a√Īo se capturan decenas de miles de serpientes de cascabel para este festival de cuatro d√≠as. En primavera, los wranglers usan gasolina para sacar a las serpientes de sus guaridas de invierno, una pr√°ctica prohibida en muchos estados de EE. UU. Se mantienen en malas condiciones antes de llevarlas al festival y arrojarlas a pozos de serpientes. Luego son decapitadas como entretenimiento para los asistentes al festival, que pagan para desollarlas. Los defensores afirman que son necesarios para controlar las poblaciones de serpientes venenosas y para garantizar la seguridad de las personas, las mascotas y el ganado. Pero los opositores lo consideran como una pr√°ctica ecol√≥gicamente perjudicial, insostenible e inhumana. Lo que Jo-Anne encontr√≥ m√°s inquietante sobre esta imagen fue ‚Äúque muchas de las huellas de manos ensangrentadas pertenec√≠an a ni√Īos‚ÄĚ.

S√≠, no es exactamente el tipo de mensaje que deber√≠amos transmitir a nuestra juventud. La naturaleza es verdaderamente parad√≥jica en su brutalidad y belleza, como lo demuestran con fuerza las mejores fotos de vida salvaje de este a√Īo.

Imagen: Peter Haygarth, UK

Advertisement

Imagen: Carlos P√©rez Naval, Espa√Īa
Imagen: Ralf Schneider