Solemos asociar la experiencia de volar a tediosos controles de seguridad, largas esperas, y horas intentando dormir en un tubo de metal a 10.000 metros de altura. Sin embargo, los aeropuertos y los aviones tienen esa belleza especial que solo da la ingeniería y la alta tecnología. Este timelapse del fotógrafo y realizador Milton Force nos da una perspectiva nueva de esa belleza.

Milton ha grabado el v√≠deo mediante un permiso especial que le ha permitido trabajar desde la zona de pistas del aeropuerto Changi de Singapur. A medida que va cayendo la noche, los aviones que entran y salen de pista parecen estrellas fugaces en un espect√°culo que a√Īade un toque de magia a la, por lo general inc√≥moda, experiencia de esperar en la terminal. [v√≠a miltonforce]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Advertisement