Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Alex Cranz (Gizmodo)

Se veía venir, pero ahora Apple ha confirmado en el podcast de Daring Fireball que no habrá Boot Camp en los nuevos Mac con ARM, lo que implica que los usuarios que necesiten instalar Windows para usar programas que no estén disponibles en macOS 11 tendrán que hacerlo a través de una máquina virtual.

Advertisement

¿Qué significa todo eso? Apple anunció el lunes que ha iniciado una nueva transición de arquitectura para sus ordenadores de escritorio. A finales de año, empezará a vender los primeros Mac con chips Apple Silicon de arquitectura ARM, similares a los que ya diseña para el iPhone y el iPad. En dos años, ya no venderá (o eso insinuó en la WWDC) ningún Mac con un procesador de Intel.

Muchos usuarios dependen de Boot Camp (un programa incluido en macOS) para instalar Windows 10 en una partición del Mac y arrancar el sistema operativo de Microsoft de forma nativa, aprovechando todo el rendimiento del equipo. Los usuarios que compren un nuevo Mac con ARM no podrán hacerlo.

Advertisement

No es que no exista una versión de Windows 10 para ARM (existe, pero Microsoft solo la licencia a fabricantes, por ahora). El problema es que Apple no va a admitir Boot Camp en estos nuevos equipos. “No habrá arranque directo de un sistema operativo alternativo”, dijo Craig Federighi, que supervisa todo el software de Apple. “La virtualización pura es el camino. Los hipervisores pueden ser muy eficientes, por lo que no debería ser una preocupación”.

Las máquinas virtuales serán la única forma de usar Windows (o Linux) en estos equipos. Apple hizo una demostración de Parallels Desktop ejecutando Linux en una máquina virtual durante la WWDC, y VMWare también anunció que lanzaría su software de virtualización en macOS 11. Pero hay dos problemas: 1) esas máquinas virtuales no podrán simular procesadores Intel, por lo que las versiones de Windows y Linux tendrán que ser ARM, y 2) por mucho que Apple diga que su framework de virtualización es “muy eficiente”, una máquina virtual no rinde igual que arrancar el sistema directamente.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter