No, el iPhone 5 no es el smartphone con la cámara más avanzada

La cámara se ha convertido en uno de los elementos clave que decide la compra de un smartphone. Y la competencia entre Apple, Samsung, HTC, Nokia y otros nunca ha sido tan ajustada en este frente. Para muchos el iPhone 5 cuenta con la mejor cámara del mercado. ¿De veras? ¿Cuánto ha mejorado respecto al iPhone 4S? ¿Gana el iPhone 5 una comparativa con el resto de smartphones?

Para comprobarlo hemos analizado la cámara del iPhone 5 frente a la del 4S, pero también frente a la del Samsung Galaxy SIII, el HTC One X y el Nokia 808 PureView (con sensor de 41 megapíxeles). Y para comprobar si realmente puede presumir de calidad, la hemos enfrentado también a una de las cámaras compactas más solventes, la Canon S100.

Advertisement

Las pruebas las realizamos en dos situaciones muy comunes: a plena luz del día y a una distancia muy con poca luz. Debajo veréis la fotos comparadas una a una. El área dentro del círculo es el aumento a 100% de resolución. Todas las cámaras tienen diferentes longitudes de enfoque y apertura, pero hicimos lo posible para ajustar el campo de visión en cada una de las tomas. Más allá de la calidad de imagen, nos interesaba también la rapidez de cada cámara. Ahí van los resultados.

Diseño y potencia

La principal novedad a la cámara del iPhone 5 respecto al 4S es la función de panorama. Por lo demás, el interfaz es exactamente igual, es decir, terriblemente simple. El resto de las cámaras, todas, ofrecen más opciones de personalización (controles manuales, modos de disparo contínuo etc). Apple se ocupa por ti de todo eso, o espera que otras aplicaciones como Instagram, Snapseed o Camera+ lo hagan.

Lo bueno es que la cámara del iPhone 5 es la más sencilla de manejar, pero esa simplicidad supone a la vez un inconveniente en situaciones de poca luz. Las otras cámaras incluyen una opción específica para estos casos que mejora la calidad de imagen y reduce el ruido y la distorsión.

Respecto a la rapidez y potencia, el procesador A6 del iPhone 5 supone una gran diferencia sobre el chip A5 del 4S. La cámara responde mucho más rápido y si aprietas repetidamente al botón de volumen para activar el disparador, el móvil responde como si fuera una metralleta.

Advertisement

Dicho todo esto, lo que realmente importa es el conjunto y su comparación con la competencia. ¿El resultado?

Calidad de imagen

iPhone 5 Vs. iPhone 4S

Advertisement

Sobre el papel el iPhone 5 y el 4S tienen cámaras similares de 8 megapíxeles, pero como se puede ver toman fotos muy diferentes. El iPhone 4S alcanza una sensibilidad a la luz máxima de ISO 800, que no basta para obtener una foto con suficiente exposición en situaciones de poca luz y sin flash. Apple ha mejorado considerablemente el sistema de procesamiento de imagen en el iPhone 5: la cámara llega a una ISO 3200 y a la vez obtiene fotos con menos ruido. Notarás un cambio abismal, especialmente si sueles tomar bastantes fotos en la oscuridad.

Advertisement

Durante el día pasa lo mismo, el iPhone 5 es una cámara muy superior a la del 4S. La prueba está en la definición de la imagen de arriba.

iPhone 5 Vs. Samsung Galaxy S III

Advertisement

Si lo que queremos es tomar fotos en la oscuridad, el iPhone 5 sigue siendo inferior a las cámaras de los smartphones que hemos probado. Por ejemplo, la función de poca luz del Samsung Galaxy SIII va genial, como se puede ver en la imagen. Es mucho más nítida, con menos ruido. También en lo que se refiere a los colores, captura un blanco más blanco y un violeta mucho más cercano a la realidad.

Advertisement

Durante el día las diferencias entre ambos smartphones son casi inapreciables. En este caso, la del iPhone 5 parece ligeramente más nítida y con colores más vivos.

iPhone 5 Vs. HTC One X

Advertisement

Al igual que el Galaxy SIII, el HTC One X hace un buen trabajo con los colores, pero el ruido en la imagen es mayor. En este caso la combinación que ofrece el iPhone 5 de luz, color y nitidez parece más completa.

Advertisement

Incluso durante el día, la cámara del HTC One X ofrece un resultado bastante distorsionado, con ausencia completa de rango dinámico. El iPhone gana.

iPhone 5 Vs. Nokia 808 PureView

Advertisement

Hay que decirlo alto y claro: el sensor de 41 megapíxeles y 1/1.2 pulgadas del Nokia 808 PureView es una maravilla. Con la función de baja luz activada, en lugar de disparar a máxima resolución, la cámara utiliza los fotodiodos extra del sensor para reducir el ruido. El resultado es una nitidez casi perfecta.

Advertisement

El resultado durante el día no se queda corto. Gana Nokia por goleada. Aunque, para ser justos, hay que decir que la PureView 808 juega en otra liga, es más bien una cámara con un móvil pegado, y no al revés. 

iPhone 5 Vs. Canon S100

El resultado de la S100 en máxima resolución y situaciones de poca luz es fantástico. Si algo demuestra esta foto es que las cámaras de los móviles, incluso los de gama alta, se quedan bastante lejos a la hora de igualar la calidad de imagen que ofrecen las compactas. En comparación con casi cualquier otra foto de esta prueba, la de la S100 apenas tiene ruido. Lo malo es que la cámara suaviza tanto la imagen que acaba perdiendo finura y detalle. 

Advertisement

Esperábamos que el iPhone 5 no tuviera nada que hacer a plena luz del día frente a la S100, pero sale bastante bien parado. La foto de la izquierda es un poco más brillante, pero presenta mucha más distorsión.

Resumen

La cámara del iPhone 5 supone una mejora importante respecto a la del 4S tanto en calidad de foto como de vídeo. Es equivalente a la del Galaxy SIII y supera al HTC One X, pero cae frente al Nokia 808 PureView. Pese a los resultados satisfacctorios, tiene mucho que mejorar. Apple necesita añadir más ajustes personalizables para situaciones de poca luz y solventar el problema de los brillos, violetas que son más acusados en el iPhone 5 que en otros teléfonos. En definitiva, la conclusión de todo esto es que si te obsesiona la calidad de las fotos, mejor no jubiles tu cámara compacta. Quizás algún día Apple o Samsung adopten una cámara tan buena como la del 800 PureView o la S100. Mientras tanto, seguiremos soñando.

Share This Story