Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

No hay razón para asustarse por el último estudio sobre la vacuna Pfizer

4.8K
24
Save
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Justin Tallis (Getty Images)

Durante el pasado fin de semana, un nuevo estudio que involucró la vacuna Pfizer / BioNTech covid-19 desató una ola de titulares alarmantes, y en ocasiones engañosos. El estudio, basado en datos de casos reales en Israel, encontró que la vacuna no fue tan efectiva contra B.1351, la variante encontrada por primera vez en Sudáfrica, como lo fue contra otras cepas. Sin embargo, como señalan los propios autores del estudio, las altas tasas de vacunación y otras precauciones aún pueden contener fácilmente la propagación de variantes preocupantes como B.1351.

Advertisement

La investigación se publicó el viernes pasado en medRxiv, dirigido por investigadores de la Universidad de Tel Aviv en Israel. Los autores llevaron a cabo lo que se conoce como un estudio de casos y controles, que es cuando dos o más grupos de personas en un entorno del mundo real se estudian y se comparan entre sí. En este caso, observaron a las personas que recibieron la vacuna Pfizer y las compararon con personas no vacunadas, utilizando datos de reclamaciones de seguros. Se centraron en si las personas vacunadas tenían más probabilidades de desarrollar covid-19 a partir de B.1351, también conocida como variante de Sudáfrica, o B.1.1.7, otra variante del virus que se encontró por primera vez en el Reino Unido el año pasado. Ambas variantes son preocupantes porque son más transmisibles que las cepas anteriores del virus, mientras que B.1351 en particular puede ser mejor para evadir la inmunidad proporcionada por nuestras vacunas actuales.

Como se esperaba, las posibilidades de infección en personas completamente vacunadas eran drásticamente bajas, pero no nulas, en comparación con las personas no vacunadas. En personas vacunadas parcial y totalmente, estas infecciones de avance fueron causadas con mayor frecuencia por B.1.1.7, la variante del Reino Unido, lo que sugiere que se ha convertido en la versión principal del virus en el país. En general, la incidencia de la variante de Sudáfrica fue rara, representando solo el 1% de los casos positivos encontrados en el estudio, de casi 400 personas que contrajeron covid-19. Pero en las personas completamente vacunadas, los casos de B.1351 se volvieron más comunes (pero, de nuevo, siguen siendo bastante raros).

“Encontramos una tasa desproporcionadamente más alta de la variante sudafricana entre las personas vacunadas con una segunda dosis, en comparación con el grupo no vacunado. Esto significa que la variante sudafricana es capaz, hasta cierto punto, de romper la protección de la vacuna”, dijo el domingo a Reuters el autor del estudio, Adi Stern.

Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: Ed Cara/Drudge Report

Los resultados se alinean con los datos de laboratorio que los científicos han recopilado hasta ahora, lo que indica que nuestras vacunas brindan aproximadamente tanta protección contra B.1.1.7 como lo hicieron contra cepas anteriores y una protección ligeramente menor contra B.1351. Pero, lo que es más importante, esta protección sigue siendo muy buena. En el nuevo estudio, el equipo no encontró casos de B.1351 en personas dos o más semanas después de su segunda dosis de vacuna. Los casos, las muertes y las hospitalizaciones relacionadas con el covid-19 se han reducido drásticamente en el país a medida que más y más residentes se han vacunado (hasta el domingo, el 53% están completamente vacunados). Por tanto, claramente, la variante de Sudáfrica no se está extendiendo ampliamente allí.

Muchos medios de comunicación destacaron las supuestamente graves implicaciones de esta investigación, mientras que el Drudge Report llegó a decir falsamente: “Pfizer no puede detener la cepa de AFRICA”. Pero los investigadores son más optimistas acerca de sus propios hallazgos de lo que sugiere la cobertura.

Advertisement

“Para resumir: vemos evidencia de una efectividad reducida de la vacuna contra la variante británica, pero después de dos dosis, se activa una efectividad extremadamente alta. Vemos evidencia de una efectividad reducida de la vacuna contra la variante SA, pero no se propaga en Israel”, escribió Stern en Twitter el sábado.

Sea como fuere, los hallazgos solo deberían alentarnos a acelerar el proceso.

“Creemos que esta reducción de la efectividad ocurre solo en un corto período de tiempo (no hay casos de B.1.351 14+ días después de la segunda dosis), y que la variante S.A. no se propaga de manera eficiente. Por lo tanto, ¡una razón más para vacunarse y reducir los casos a cero!”, añadió Stern.

Advertisement

En EE. UU., no hay indicios de que B.1.351 esté a punto de superar al país. Al igual que en Israel, la mayor parte de los casos nuevos identificados diariamente están vinculados a la variante B.1.1.7 del Reino Unido. Y si bien los casos y las hospitalizaciones siguen siendo relativamente altos, las muertes han comenzado a disminuir una vez más, gracias en gran parte al lanzamiento exitoso de la vacuna entre los grupos de alto riesgo como los ancianos. Para el final de la semana, se espera que más de la mitad de la población mayor de 18 años del país esté al menos parcialmente vacunada.

B.1351 tampoco es un armatoste imparable. En Sudáfrica, los casos de covid-19 se han desplomado de manera similar en las últimas semanas. Esta caída está ocurriendo a pesar del lanzamiento limitado de la vacuna hasta ahora, pero podría atribuirse en parte a las medidas de salud pública en curso para limitar la propagación.

Advertisement

Idealmente, Estados Unidos combinaría su campaña de vacunación con algunos de estos mismos esfuerzos para contener la pandemia, al igual que lo hizo Israel durante su lanzamiento inicial. Muchos expertos al menos han pedido una pausa en el levantamiento de las restricciones sobre el distanciamiento físico y los negocios cerrados hasta que la pandemia se reduzca claramente. Pero aun así, Estados Unidos todavía parece estar en camino de alcanzar pronto el éxito que ahora se hace evidente en Israel, con variantes o no.