Imagen: Nokia

Puede que Nokia ya no sea un fabricante de tel√©fonos, pero una parte de la m√≠tica compa√Ī√≠a finlandesa sigui√≥ dedic√°ndose a la electr√≥nica de consumo tras vender su divisi√≥n de m√≥viles a Microsoft. Una de las apuestas de esta Nokia fueron los dispositivos de salud. Sin embargo, ha vuelto a fracasar.

Corr√≠a el a√Īo 2016 cuando Nokia compr√≥ Withings por 191 millones de d√≥lares. Un a√Īo despu√©s, Withings dej√≥ de existir y todos sus productos (b√°sculas inteligentes, pulseras de actividad...) pasaron a usar la marca Nokia. No era un mercado f√°cil, pero la finlandesa ten√≠a un plan: mejorar la experiencia de uso de estos accesorios de salud con un nuevo software que ofrecer√≠a planes de entrenamiento personalizados para los usuarios.

A juzgar por un memorando interno filtrado por The Verge, esos esfuerzos no han servido de mucho. En √©l, Kathrin Buvac, directora de estrategia de Nokia, dice que ‚Äúel negocio de salud digital de la compa√Ī√≠a ha luchado por escalar y cumplir sus expectativas de crecimiento‚ÄĚ, pero a√Īade: ‚Äúen lugar de enamorarnos de nuestra tecnolog√≠a, debemos ser honestos con nosotros mismos. Actualmente, no vemos un camino para que [Nokia Health] se convierta en una parte significativa de una compa√Ī√≠a como Nokia‚ÄĚ.

Aunque Buvac no aclara si Nokia cerrar√° definitivamente su divisi√≥n de salud digital, las cosas no pintan bien. Productos como este sofisticado term√≥metro inteligente o el Nokia Steel HR, un bonito reloj con medidor de actividad y de ritmo cardiaco, nunca recibieron la atenci√≥n que merec√≠an. Y otros inventos m√°s recientes como Nokia Sleep ‚ÄĒuna almohadilla con seguimiento profundo del sue√Īo, detector de ronquidos y monitor de presi√≥n arterial‚ÄĒ no parecen ser la soluci√≥n que Nokia Health necesita.

En definitiva, Nokia sigue sin llegar a los consumidores finales en la era de los smartphones. A menos que tengamos en cuenta el negocio de licenciar su marca a otros fabricantes, algo en lo que no le va nada mal. HMD Global vendi√≥ 4,4 millones de tel√©fonos el cuarto trimestre de 2017, seg√ļn Counterpoint Research. Son cifras alejadas de aquellos 120 millones de unidades que Nokia llegaba a colocar en el mercado cada trimestre, pero sit√ļan a su marca por delante de otras compa√Ī√≠as como Lenovo, Sony y HTC. Y las cosas podr√≠an mejorar en 2018 con el nuevo cat√°logo de HMD.

Advertisement

Por lo demás, la Nokia que sobrevive tras la venta de Microsoft sigue siendo una empresa de redes y telecomunicaciones, un negocio robusto que también está menguando: sus ingresos cayeron un 9% el trimestre pasado por la feroz competencia de Huawei en China y Ericsson en Europa. Ya hay quien predice una fusión entre Nokia y Ericsson por el bien mayor.