Como se predijo, Google presentó hoy no uno sino dos nuevos dispositivos Chromecast. Ambos son impresionantes y ambos cuestan apenas 35 dólares. Acabo de pasar algo de tiempo con los dos y así son mis impresiones.

Advertisement

El nuevo Chromecast es un disco pequeñito con un cable HDMI. Esto es algo bueno, dado que hace que conectarlo sea más fácil que en el modelo original, aunque puede que en algún momento quieras usar algo de cinta adhesiva doble para pegarlo a la parte trasera de tu TV, si no quieres que se vea colgando de él. Más allá de eso, lo único que debes saber sobre su hardware son dos cosas: trabaja mejor y hace streaming de contenido mucho más rápido que el modelo original.

La mejora más significativa llega de la mano de la nueva app del Chromecast. Básicamente la aplicación original en realidad no hacía más nada, además de conectar y desconectar tu móvil al Chromecast. Pero la nueva aplicación aprovecha todas esas funciones inteligentes de búsqueda de Google, lo que la convierte en un centro de contenido multimedia bastante útil y práctico.

Advertisement

Y es que no solo te mostrará recomendaciones de contenido disponible en las diferentes aplicaciones que tengas instaladas en tu móvil, sino que si buscas, por ejemplo, Minority Report, te dejará elegir entre la película o la serie de televisión, para luego de que elijas mostrarte todas las opciones que tienes para verla (dependiendo de tus aplicaciones de streaming). Te dirá si está disponible en Netflix, o si cuesta un par de dólares verla en Google Play, o incluso si está disponible en alguna aplicación que aún no hayas instalado. Es rápida e increíblemente útil.

Advertisement

También pude probar un poco lo que es jugar en un Chromecast gracias a un juego de carreras de Angry Birds que, sospechosamente, se parece mucho a los Mario Kart. Pudimos crear una partida de multijugador y conectar al televisor en modo “pantalla dividida”, para luego usar nuestros móviles como mandos de control por movimiento (sí, algo como el volante de la Nintendo Wii). Claro, la calidad no fue tan óptima como podrías esperar, pero hay que considerar que estábamos usando una red WiFi increíblemente congestionada, pero de cualquier forma pudimos disfrutar del juego sin casi ningún problema.

En otra habitación pude probar el Chromecast Audio, y en realidad no hay mucho qué decir al respecto, más allá de que funciona de la misma forma que lo describió Google y la calidad de sonido es excelente. Estaba conectado a un viejo amplificador Yamaha que a su vez estaba conectado a un par de altavoces, y la música sonó justo como esperaba que sonara. Definitivamente es algo que compraría para mi viejo equipo de sonido.

Advertisement

No pude probar la función de multiroom, dado que no estará disponible sino hasta finales de este mismo año, pero cuando esté lista creo que puede suponer un verdadero reto para empresas como Sonos y sus productos. Muchas personas actualmente ya cuentan con equipos de sonido “vieja escuela” y altavoces, y no quieren reemplazar todo el sistema (en cada habitación de su hogar) simplemente para que estén conectados a Internet. La solución de Google que cuesta apenas 35 dólares es realmente tentadora.

Advertisement

Puedes esperar un análisis al detalle de estos dispositivos en el futuro cercano.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)