El problema con la palabra “Plus” es que está tan gastada que puede significar mil cosas: ¿Mejor procesador? ¿Mejor cámara? ¿Mejor en general? En el caso del S6 Edge Plus, en cambio, significa tamaño. Poco más. Prácticamente una copia exacta del S6 Edge pero más grande con una pantalla de 5,7 pulgadas.

Advertisement

Y... sí, claro, es grande. Grande a niveles que sólo se entienden si tienes unas manos descomunales o si estabas esperando una versión tamaño Godzilla de uno de los teléfonos más peculiares de este año. La realidad, por fortuna, es que Samsung se las ha apañado para hacer que el teléfono se sienta cómodo en la mano, una habilidad que ha ido perfeccionando con los años a base de vender Galaxy Notes.

En parte, los bordes curvados del terminal hacen que no se sienta tan descomunal como cabría esperar y en comparación con el teléfono que uso ahora, un Nexus 6, el S6 Edge Plus se las apaña para ser todavía más manejable.

Advertisement

Samsung no ha podido, eso sí, arreglar los problemas de ergonomía del primer Edge, los bordes curvados en la pantalla implican que los laterales van a ser, sí o sí, demasiado finos, así que sujetar el teléfono en la mano no es la mejor de las experiencias.

Por el lado del software encontramos lo habitual. Tenemos Lollipop funcionando bajo la interfaz TouchWhiz, la mejor hasta la fecha y, como con el S6, Samsung le ha añadido algunas funcionalidades extra que aprovechan esa pantalla curvada (aunque no tanto). La más importante de ellas es Apps Edge, algo muy parecido al People Edge del primer teléfono pero con... aplicaciones (sorpresa). Así que cuando deslizamos el dedo hacia a la izquierda o hacia la derecha (dependiendo de donde hayas escogido colocarlas), tendrás un acceso directo a tus 5 aplicaciones favoritas. Si quieres acceder a People Edge, sólo hay que deslizar de nuevo.

Advertisement

Ahora, ya hemos dicho esto antes, pero va una vez más: no necesitas un teléfono que tenga el borde curvado para que esta funcionalidad exista, ni para que sea útil. De hecho ya hay aplicaciones hay fuera que hacen lo mismo pero mejor, y puedes conseguir que funcionen en cualquier teléfono Android. Samsung tiene que conseguir todavía crear funcionalidades y carácterísticas que compensen esa pantalla curvada para hacerla útil. En cualquier caso, es vistoso.

Las entrañas del S6 Edge Plus son una copia casi exacta del nuevo Note 5, incluyendo una mejora a 4GB de RAM y una batería algo mejor de 3000 mAh. El almacenamiento puede llegar hasta los 128 GB.

Advertisement

El S6 Edge Plus viene además con las mismas bondades en forma de software que ha traído el Note 5, como emitir en vivo a YouTube directamente desde la aplicación de cámara. Hereda también las funcionalidades de carga inalámbrica del S6 y vendrá equipado con Samsung Pay cuando se lance.

Así que, resumiendo, si por algún motivo encontrabas deprimente el tamaño de pantalla del primer S6 Edge, este es tu teléfono. Lo único es que, desafiando al tópico, más grande no quiere decir mejor. Simplemente más grande.

Advertisement

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)