Elon Musk, el multimillonario sudafricano fundador de Tesla y SpaceX, quiere hacer historia. Tiene el dinero, la visión y la inteligencia. Una mezcla poco habitual. Un nuevo libro, Elon Musk: Tesla, SpaceX, and the Quest for a Fantastic Future, escrito por Ashlee Vance, cuenta ahora cómo nació su obsesión por el espacio.

Bloomberg publica hoy en exclusiva un extracto del libro que llega este mes, y no tiene desperdicio. Si te gusta el espacio o sigues los pasos de Tesla, SpaceX y Musk, es una lectura imprescindible. Puedes leer el largo extracto aquí. Pero hay algunos detalles que son demasiado buenos como para no resaltarlos entre los demás.

Tal vez lo m√°s curioso y desconocido es c√≥mo naci√≥ realmente el sue√Īo espacial de Elon Musk. ¬ŅC√≥mo es posible que un multimillonario de la √©poca de la burbuja de las puntocom se interesara por el espacio, por Marte y por lanzar cohetes? Su inter√©s, cuenta Ashlee Vance, la autora del libro, viene de lejos, de su padre, un ingeniero, de la infancia, de su formaci√≥n como f√≠sico, su experiencia como emprendedor y de sus ganas de querer ir mucho m√°s all√° de Silicon Valley.

Rumbo a Rusia

Advertisement

Musk hizo fortuna con Zip2 pero sobre todo con PayPal. A comienzos del 2001 comenz√≥ a planificar su pr√≥ximo movimiento. Y se fue a Rusia. Estaba obsesionado con Marte, con enviar un cohete al planeta rojo con una planta o ratones dentro. La tecnolog√≠a de los misiles rusos era en aquel momento las m√°s id√≥nea para sus planes desde el punto de vista t√©cnico pero sobre todo en coste. Vance cuenta c√≥mo Musk se reuni√≥ a finales de 2001 con ingenieros y directivos de compa√Ī√≠as aeroespaciales rusas como NPO Lavochkin o Kosmotras. Pero los rusos no le tomaron en serio. Se enfrascaban en eternas comidas y sesiones de cigarros y vodka. Pero a la hora de cerrar la compra de los misiles, los rusos simplemente no se fiaban de Musk.

Ve√≠an a Musk como un novato en temas del espacio y no apreciaban su arrojo. ‚ÄúUno de los dise√Īadores de m√°s experiencia me escupi√≥ a mi y a Elon porque cre√≠a que solo ment√≠amos‚ÄĚ, dice Cantrell [uno de los acompa√Īantes de Musk en su viaje a Rusia. El equipo Musk regres√≥ con las manos vac√≠as.

El libro relata como Musk regres√≥ de nuevo a Rusia en 2002 con un malet√≠n de dinero para comprar no solo uno, sino tres misiles. Volvi√≥ a ocurrir lo mismo. En el vuelo de vuelta Musk estaba ya decidido a dise√Īar y construir por s√≠ mismo los cohetes.

Advertisement

Marte y el nacimiento de SpaceX

Así fue como nació el germen de SpaceX. Musk se apunto a la Mars Society, se convirtió en uno más de sus miembros de la junta directiva a golpe de donaciones, y comenzó poco a poco a conocer y reunirse con científicos, ingenieros y astrofísicos, empleados del JPL de la NASA y de empresas aeroespaciales como Orbital Sciences. Hasta que en junio de 2002 fundó Space Exploration Technologies, o SpaceX.

Advertisement

El extracto continua narrando c√≥mo pronto Musk se vio en un aprieto entre Tesla y SpaceX. No ten√≠a suficiente dinero para mantener a flote ambas compa√Ī√≠as. Un contrato de la NASA con SpaceX por $1.600 millones de d√≥lares salv√≥ la situaci√≥n. Tambi√©n una nueva ronda de financiaci√≥n de Tesla de 40 millones. Hoy Tesla y SpaceX son dos de las compa√Ī√≠as m√°s avanzadas y visionarias del mundo. Aspiran a cambiar sectores por completo.

Puedes leer el extracto del libro aquí, merece mucho la pena. [vía Bloomberg]

Foto apertura: Getty Images. Foto 2 y 3: AP

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)