Image: Sharp

El a√Īo pasado, Sharp present√≥ el Aquos R Compact, un m√≥vil con un notch en la parte superior de la pantalla para la c√°mara delantera. La parte inferior terminaba en un marco para el sensor de huellas. Este a√Īo, Sharp lanza el Aquos R2 Compact y alguien tiene que detener esta locura.

S√≠, la nueva versi√≥n del tel√©fono tiene dos notch, uno arriba y otro abajo. El de la parte inferior alberga precisamente el sensor de huellas. El terminal es el gama alta de la compa√Ī√≠a para el mercado japon√©s este a√Īo. Integra una pantalla de 5,2 pulgadas y resoluci√≥n 2280 x 1080, procesador Qualcomm Snapdragon 845, 4GB de RAM, Android 9 (Pie), c√°mara de 22 megap√≠xeles y una espectacular bater√≠a de 2.500 mAh.

Todo eso importa bastante poco si la idea de Sharp acaba cuajando fuera de Japón. El Notch original inventado por Apple es una manera de reducir los marcos a costa de un espacio en la parte superior que obliga a separar las notificaciones. Es una solución discutible que a muchas personas no les gusta, pero al menos en poco tiempo se te olvida que está ahí.

Lo que ya no es muy de recibo es a√Īadir un segundo notch para albergar un componente para el que ya hay soluciones bastante m√°s elegantes, como meter el sensor bajo la pantalla o sencillamente ponerlo en la parte posterior. Eso por no mencionar que en espa√Īol existe la tendencia a llamar ‚Äúceja‚ÄĚ al notch. ¬ŅEntonces esto qu√© es? ¬Ņuna perilla?

Advertisement

Prefiero no seguir bajando en la lista de lugares con vello de los que sacar nombres ocurrentes para esta idea. Importa bastante poco que Google haya limitado el n√ļmero de notch a tres para impedir desprop√≥sitos como este porque esa prohibici√≥n puede revertirse si el p√ļblico decide poner de moda las pantallas con zonas muertas. Que alguien ponga fin a esta locura antes de que vaya a peor. [v√≠a The Verge]