Estos 31 criminales salieron de la c√°rcel con una √ļnica misi√≥n: asesinar al l√≠der norcoreano

Invierno de 1968, en pleno auge de la guerra fría entre ambas Coreas, 31 sicarios norcoreanos se escapan a través de la frontera más protegida del mundo y llegan hasta una zona boscosa, detrás del palacio del presidente surcoreano. La misión fracasa y Corea del Sur clama venganza: nace la unidad 684.

Advertisement