Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Una ciudad de la Edad del Bronce emerge de un río en Irak en medio de una sequía extrema

Las ruinas a lo largo del río Tigris tienen 3.400 años de antigüedad

By
We may earn a commission from links on this page.
La presa de Mosul a lo largo del río Tigris, donde se descubrió la antigua ciudad.
La presa de Mosul a lo largo del río Tigris, donde se descubrió la antigua ciudad.
Foto: ZAID AL-OBEIDI/AFP (Getty Images)

La sequía que actualmente sufre Irak reveló una ciudad hundida de la Edad de Bronce.

En un esfuerzo por evitar que los cultivos de la zona se marchiten durante meses de sequía y escasez de agua en la región, los lugareños han drenado la represa de Mosul desde diciembre, y la falta del agua ha dejado al descubierto las antiguas estructuras a lo largo del río. Según un comunicado de la Universidad de Tübingen, que contiene varias fotos fascinantes del sitio, la ciudad incluye los restos de un palacio y grandes edificios, lo que sugiere que este fue un centro importante para el Imperio Mitanni. Partes de la ciudad fueron excavadas por primera vez en 2018, durante otra sequía.

Arqueólogos alemanes y kurdos de varias universidades se han esforzado por estudiar y documentar la mayor cantidad posible de esta ciudad antes de que volviera a sumergirse. A principios de este año, lograron trazar un mapa de las ruinas y encontraron estructuras bien conservadas junto con tablillas cuneiformes, losas de escritura que se usaron ampliamente en todo el Medio Oriente hace miles de años.

Advertisement

Las ruinas de hace 3.400 años ahora están bajo el agua nuevamente. Los edificios encontrados en la zona están hechos de arcilla sin cocer, y muchos tienen varios metros de altura y todavía están en buenas condiciones, a pesar de estar bajo el agua durante unos 40 años. Incluyen torres, casas y un edificio de almacenamiento de varios pisos, según el comunicado. La ciudad es del Imperio Mitanni, un reino que gobernó alrededor del área norte del Éufrates-Tigris desde aproximadamente 1.500 a.e.C. (antes de la era común, o antes de cristo) hasta 1300 a.e.C.

El descenso de los niveles de agua en todo el mundo está sacando a la luz otras reliquias de la historia. En España, los niveles de un embalse son tan bajos después de un invierno seco que el pueblo de Aceredo, previamente inundado, emergió de sus profundidades acuosas. Tanto del pueblo abandonado estaba fuera del agua que la gente pudo caminar una vez más por sus calles.

Advertisement

Y en el oeste estadounidense, están apareciendo cuerpos en áreas que solían estar cubiertas por decenas de metros de agua. A principios de mayo, se encontró un cuerpo en un barril cerca del lago Mead de Nevada. Aproximadamente una semana después, se encontraron más restos humanos en el lago, cerca de un centro recreativo. Y una sequía de 2021 en el Medio Oeste descubrió un fragmento de un cráneo de 8.000 años de antigüedad a lo largo del río Minnesota. A medida que aumenta la prevalencia de la sequía en muchas partes del mundo, es posible que salgan a la superficie más tesoros acuáticos (u oscuros secretos).