Unos padres demandan a Google por facilitar a menores hacer compras no deseadas en Google Play. La demanda, interpuesta en San Francisco por una madre de un niño de 5 años, explica cómo el niño gastó $ 65,95 en monedas virtuales en el juego "Marvel Run Jump Smash!", sin consentimiento de los padres. Acusa a Google de permitir y facilitar que menores hagan estas compras no deseadas.

En Google Play hay juegos como este que, una vez introducida la contraseña para una compra, permiten seguir comprando durante 30 minutos sin parar sin tener que teclear de nuevo el password. Apple ya tuvo que pagar 5 millones de dólares el año pasado y 32,5 millones este año por miles de casos similares. Ahora le toca a Google. Veremos cómo acaba el caso.