Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Wagyu, pan de oro, caviar, jamón ibérico y mayonesa de pato. Así se hace la hamburguesa más cara del mundo

Para comerla hay que reservar con dos semanas de antelación y pagar fianza de 630 euros

Imagen para el artículo titulado Wagyu, pan de oro, caviar, jamón ibérico y mayonesa de pato. Así se hace la hamburguesa más cara del mundo
Captura de pantalla: De Daltons / YouTube

Un buen día, aburrido por el confinamiento y con su restaurante cerrado, Robbert Jan de Veen se puso a curiosear en Internet y descubrió que la hamburguesa más cara del mundo se vendía en un restaurante de Oregon, pesaba 352 kilos y costaba 5.000 dólares. Entonces tuvo una idea.

Advertisement

Jan de Veen, que es chef y dueño del restaurante De Daltons, en la localidad holandesa de Voorthuizen decidió que podía superar ese récord con una hamburguesa tamaño normal. Tras varios meses combinando diferentes ingredientes a cuál más caro y exclusivo, el chef creó la hamburguesa Golden Boy, una excentricidad culinaria tan sofisticada y exclusiva que meterse una entre pecho y espalda sale por 5.000 euros.

Por supuesto, al principio no vendió ninguna, y eso que la idea de Jan de Veen era donar íntegramente el importe de la primera hamburguesa que vendiera al Banco de Alimentos. En enero de este mismo año, la idea del cocinero para promocionar su negocio llamó la atención de un empresario llamado Geor Schuurman, director de una compañía holandesa de productos alimenticios llamada Remia. Schuurman se ofreció a pagar por la primera hamburguesa (a cambio de introducir algunos de sus ingredientes en la receta, por supuesto), pero para probarla reclutó a Robèr Willemse, presidente de la Real Asociación Holandesa de Alimentos y Bebidas. Willemse, por supuesto, accedió encantado.

El presidente de la asociación degustó la primera Golden Boy Burger el pasado 28 de junio, y asegura que es una hamburguesa simplemente impresionante. El plato ya ha entrado en el libro Guinness de los Récords de 2021 como la hamburguesa más cara del planeta, al menos hasta que otro Jan de Veen de la vida la descubra en Internet y decida recoger el guante.

¿Qué demonios tiene la Golden Boy Burger para ser tan cara? Pues básicamente ingredientes muy caros. La hamburguesa está hecha de pura carne (picada a máquina, algo que no gustará a algunos puristas) de Wagyu. La masa del pan está hecha a mano con harina, Champán Dom Perignon y azafrán natural. Una vez cocido, el pan se recubre de láminas de oro comestibles.

Además de la carne, la hamburguesa lleva queso Wyke reserva, que está considerado una de las marcas más caras y exclusivas de Cheddar. La mayonesa es casera y está elaborada con huevos de pato y azafrán. El pepino y el tomate, de la variedad tigre, están marinados en matcha japonés.

En cuanto a la salsa barbacoa, también casera, está confeccionada con café Kopi Luwak y whiskey Macallan Single Malt Rare Cask. Los aros de cebolla están empanados en Panko japonés (considerado el mejor “pan rallado” del mundo). A la hora de montar su creación, Jan de Veen añade jamón ibérico de bellota Joselito, caviar de beluga, carne de cangrejo real, y láminas de trufa blanca italiana. Finalmente, ahúma toda la hamburguesa en una campana usando madera impregnada en más de ese exclusivo whiskey.

Advertisement

No quiero ponerme quisquilloso a estas alturas de la película, pero Jan de Veen, por lo que más quieras, dime que eso que le has echado no es lechuga iceberg.

Para degustar una hamburguesa Golden Boy es preciso reservar con dos semanas de antelación y pagar una fianza de 635 euros. También puedes intentar hacerla en casa. Probablemente saldrá mucho más barata. Todo depende de qué variedades ha comprado Jan de Veen de cada cosa, pero el queso Wyke, por citar solo un ejemplo, sale por alrededor de 15 euros. Hay variedades mucho más caras. Las láminas de oro, pese a su nombre, son también bastante baratas (alrededor de 20 euros). El Jamón ibérico Joselito sí que puede salirte por unos cuantos cientos de euros, pero no tienes por qué comprar toda la pata. Probablemente lo más caro sea la carne de Wagyu, el Dom Perignon, la trufa, el caviar de beluga y el whiskey (alrededor de 300 euros la botella). La buena noticia es que puedes bebértela entera para olvidar lo que acabas de hacer.