El primer debate presidencial entre Hillary Clinton y Donald Trump estuvo marcado por las mentiras, especialmente las del candidato republicano. Pero si tenemos que elegir un momento de descaro, nos quedaremos con Trump negando haber dicho que el cambio climático fuera un montaje.

Durante un intercambio de palabras con Hillary Clinton, la candidata demócrata acusó a su rival de asegurar que el cambio climático había sido un invento de China. Donald Trump se apresuró a negarlo con un balbuceo (“Yo nunca... yo no dije eso...”) que quedó grabado ante las cámaras:

Segundos después, Internet ya tenía a mano un tweet que le contradecía. “El concepto del calentamiento global fue creado por y para los chinos con el fin de que la producción en Estados Unidos no sea competitiva”, había escrito Trump en su perfil de Twitter en noviembre de 2012:

Pero quedarse ahí sería faltar a la verdad. Trump tiene al menos otros 54 tweets en los que afirma que el cambio climático es un montaje, con argumentos tan pueriles como “le cambiaron el nombre de ‘calentamiento global’ a ‘cambio climático’ porque seguía haciendo mucho frío” y el que le recriminaba Clinton, “a China le encanta oír a Obama hablar sobre el cambio climático, acelera su conquista como primera economía mundial”.

Lo sentimos, Donald: el cambio climático es real. 2015 fue, con diferencia, el año más caluroso desde que se tienen registros. La Tierra se acerca a una temperatura media para la que no estamos preparados, los glaciares se están derritiendo a un ritmo récord, el Ártico se está derritiendo a un ritmo récord y la ONU nos urge a evitar una grave escasez mundial de agua en 2030. El próximo presidente de los Estados Unidos debería hacer algo al respecto. [Reddit]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.