Apple este año se ha dedicado a intentar matar algunos de los puertos más utilizados en el mundo de los dispositivos informáticos. Esto es algo típico por parte de la compañía, pero la incoherencia en el nuevo MacBook Pro que incluye solamente puertos de tipo USB-C nos recuerda que el mundo no está listo para esto.

En muchas ocasiones hemos visto cómo Apple crea sus propios estándares para su gama de dispositivos móviles y de escritorio, además de tomar decisiones que para el momento parecen arriesgadas. Cuando eliminó de sus portátiles la unidad óptica (CDs, BluRays) el mundo de la tecnología dio pataletas y llovieron las críticas, para que casi inmediatamente sus rivales en el mercado siguieran sus pasos. Hoy en día casi ningún portátil de ninguna marca incluye esta unidad. Son irrelevantes para el usuario promedio.

Advertisement

Advertisement

Thunderbolt, Firewire, Lightning, los 30 pines... Apple siempre ha tenido sus propios estándares y les funciona. Pero la nueva generación de MacBook marca un precedente muy arriesgado al deshacerse de absolutamente todos los puertos que son necesarios para tantos dispositivos externos. A tal punto que, personalmente, aunque me ha encantado el concepto del Touch Bar la falta de puertos y la necesidad de adaptadores para todo hace que no quiera comprar uno de estos ordenadores.

La incoherencia de los puertos en un portátil “profesional”

Decir que Apple, o cualquier compañía especializada en tecnología, ha hecho un movimiento incoherente al diseñar sus productos es algo muy arriesgado. ¿Incoherente por qué y para quién? Se preguntarán mucho, pero la respuesta la encuentras en la imagen al inicio de estas líneas.

El nuevo MacBook Pro cuenta con cuatro conectores USB-C y un puerto para auriculares. El iPhone 7 cuenta con un puerto Lightning y no tiene puerto para auriculares. Eso quiere decir que es imposible conectar tu iPhone 7 o 7 Plus a un MacBook Pro sin necesidad de un adaptador que convierta el cable Lightning-USB que incluye el móvil en la caja a USB-C. Los días de trabajar en remoto usando el Mac para cargar tu iPhone se han terminado.

Sponsored

Tampoco podrás escuchar música en tu MacBook Pro de aproximadamente 2.000 dólares usando los auriculares de tu iPhone porque se conectan a través de Lightning y el portátil no tiene este puerto, tiene uno de auriculares. Sí, ese que Apple mató en el iPhone.

La incoherencia entre los puertos y conectores de sus propios dispositivos no tiene sentido. Es cierto, puedes gastar dinero extra para comprar algunos adaptadores, pero en el caso de los auriculares del iPhone 7 al momento de escribir estas líneas no existe uno para conectarlo al Mac. Tendrás que usar otros auriculares.

Advertisement

Además...

No debería ser necesario un adaptador para todo

Estamos hablando de un ordenador para uso profesional que Apple quiere que uses de la siguiente forma:

Foto: Verge.

Aquí tenemos un MacBook Pro de 15" conectado a dos monitores enormes con resoluciones 4K que creó LG para trabajar en conjunto con el nuevo portátil. Todo esto está muy bien, pero...

Advertisement

Advertisement

La mayoría de personas hoy en día que trabaja con monitores externos no va a comprar una o dos pantallas nuevas de 700 dólares cada una para usar el MacBook Pro. Así que si deseas usar tu portátil con tu fiel monitor que compraste hace poco tiempo necesitarás de un adaptador.

Si trabajas con fotografía y edición de imágenes y quieres conectar tu cámara al MacBook Pro necesitarás un adaptador.

Si eres músico y quieres conectar tu teclado MIDI al MacBook Pro necesitarás un adaptador.

Advertisement

Si quieres usar un pendrive para guardar o compartir documentos necesitarás un adaptador (o comprar un pendrive USB-C nuevo).

Si deseas conectar una tabla de dibujo porque eres ilustrador de profesión, adivina qué necesitarás.

Los adaptadores que vende Apple, aunque los de 30 pines ya están obsoletos. Imagen vía: Drew Breunig (Twitter).

En el año 2016 el puerto USB-C todavía está naciendo, por lo que descartar por completo los puertos básicos como el USB 3.0 para obligar al consumidor a que se adapte a ti, en un ordenador que se hace llamar profesional, es algo demasiado drástico como para que no pueda considerarse un error.

Advertisement

Advertisement

Pero Apple actúa de esta manera siempre. Presiona para que lo que consideran el futuro llegue más pronto de lo que esperamos.

Quizás en algunos años nos hayamos olvidado del USB 3.0 y el HDMI o Magsafe, quizás serán un recuerdo del pasado. Pero hoy en día la tendencia que Apple quiere marcar es que necesites al menos un adaptador para usar tu MacBook Pro de la misma forma que usabas tu ordenador anterior. Apple actualmente vende unos 20 adaptadores en su tienda y la razón es que saben que los necesitaremos si queremos usar sus productos.

Foto de portada: Christine Rode.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.