Así funciona el sistema secreto de espionaje de EEUU sobre Internet

Va camino de convertirse en uno de los escándalos de espionaje más sonados de EEUU y seguro que tendrá consecuencias en mucho países. El Washington Post y The Guardian han destapado que la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA) no solo ordenó espiar llamadas telefónicas de millones de ciudadanos norteamericanos sino que, además, podía acceder a la información en los servidores de compañías como Microsoft, Google, Facebook o Apple. De confirmarse, se habría cometido una de la mayores violaciones de privacidad conocidas hasta ahora. Y el responsable sería nada más y nada menos que un gobierno.

Se han publicado miles de artículos e información sobre el tema y todavía hay mucha confusión al respecto. Debajo te explicamos todo lo que tienes que saber.

¿Qué es?

Así funciona el sistema secreto de espionaje de EEUU sobre Internet

Se trata de un proyecto de recopilación de información llamado PRISM que surge a raíz del Protect America Act de 2007, una legislación que permite interceptar comunicaciones de objetivos sospechosos en el extranjero.

El programa de espionaje fue diseñado en teoría para acceder a información sobre posibles terroristas o sospechosos extranjeros que supongan una amenaza para EEUU. Eso le permite espiar información contenida en los servidores de 9 compañías tecnológicas. En principio espía solo a ciudadanos fuera de EEUU, aunque no está claro si también lo ha hecho dentro de ese país. Las compañías son Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, AOL, Skype, YouTube, PalTalk y Apple. Casi nada.

¿Cómo funciona el sistema de espionaje?

Según el Washington Post, los analistas de la NSA y el FBI que utilizan el sistema pueden filtrar la información por numerosas variables. Pueden, por ejemplo, tener acceso completo a Facebook o a los archivos de audio, vídeo y chat de Skype. Para Google, PRISM puede espiar en Gmail, y archivos de voz, vídeo chat, fotos o archivos en Google Drive.

Así funciona el sistema secreto de espionaje de EEUU sobre Internet

Según The Guardian, Microsoft se unió al programa en 2007. Luego Yahoo en 2008, Google, Facebook y PalTalk en 2009, YouTube en 2010, Skype y AOL in 2011 y Apple en 2012. Curioso que Twitter no aparezca en el mapa.

¿Cómo se ha filtrado la información?

Así funciona el sistema secreto de espionaje de EEUU sobre Internet

La fuente, según el Post, es un miembro senior del programa que ha filtrado la información a los medios porque cree que se trata de una brutal intrusión en la privacidad de la gente. La fuente anónima asegura que "literalmente pueden ver tus ideas a medida que tecleas".

Ahora Anoymous ha entrado también en el juego, filtrando en Internet un total de 13 documentos de la NSA sobre el funcionamiento de PRISM. Los puedes leer aquí (en PDF). Los documentos filtrados por Anonymos están fechados en torno a 2008 y señalan la existencia de una "red de inteligencia de información" que comparte datos con "socios de inteligencia" en todo el mundo.

¿Qué tienen que decir Apple, Google, Facebook... al respecto?

Lo niegan. En declaraciones a la CNBC, entre otros medios, Apple, Google, Skype, Facebook, Microsoft, YouTube y Yahoo han negado las acusaciones. Solo AOL y PalTak no se han pronunciado de momento. Aseguran no participar en ningún programa similar al descrito por el Washington Post y The Guardian en sus investigaciones.

¿Y el gobierno de EEUU?

Así funciona el sistema secreto de espionaje de EEUU sobre Internet

También lo niega. James R. Clapper, director de Inteligencia Nacional de EE.UU. niega que el programa PRISM espíe a ciudadanos de EEUU (pero no aclara qué ocurre con ciudadanos de otros países) y asegura que las informaciones del Post y The Guardian son incorrectas.

Lo curioso es que Clapper solo niega que espíe a ciudadanos de EEUU, lo cual confirma la existencia del programa PRISM. (en la foto justo arriba, la sede de la NSA en Maryland, EEUU)

¿Y ahora qué?

Es muy probable que se abra una investigación detallada al respecto, pero quedan muchas preguntas por responder. Varias compañías han dicho que no ofrecen ningún tipo de acceso directo de información al gobierno, pero no aclaran si hay algún acuerdo de acceso indirecto.

Está también la duda de si las compañías eran conscientes o no de este supuesto programa, algo en lo que ahora el Washington Post asegura ahora que no era así.

Sería increíble ver a las compañías y al gobierno de EEUU reconocer que este plan espía a ciudadanos norteamericanos y de cualquier país de forma impune. Veremos en qué acaba el escándalo. De momento las revelaciones solo confirman algo que ya sabíamos: nuestros datos en Internet, por mucho que nos digan lo contrario, no son privados. [Washington Post, The Guardian]

Foto 1: Guardian; Foto Anonymous: Getty Images; Foto NSA: Getty