El mosquito sigue siendo el animal más peligroso del mundo para el ser humano, y ahora, gracias al calentamiento global, tiene nuevos territorios donde asentarse. Un grupo de investigadores de la Universidad de Oxford ha elaborado un mapa con las zonas que se han vuelto ideales para los mosquitos que transmiten la fiebre amarilla, el dengue o la chikunguña.

Estas tres enfermedades no se cobran tantas vidas como la malaria, pero son problemáticas porque no tienen cura, tan solo tratamiento paliativo para superar la enfermedad. El dengue y la chikunguña o chikungunya ni siquiera tienen vacuna y pueden tener complicaciones mortales. Sus vectores de transmisión son el mosquito de la fiebre amarilla (Aedes aegypti) y el mosquito tigre (Aedes albopictus). Simon Hay y su equipo en Oxford han capturado más de 42.ooo ejemplares de estos insectos en diversas zonas del mundo. Después, han extrapolado los datos utilizando variables climáticas para tratar de calcular cuáles serán los territorios susceptibles de recibir poblaciones de estos mosquitos a lo largo de 2015.

El mapa muestra dos patrones de color. Las zonas en rojo indican los territorios donde estos mosquitos ya tienen presencia. Las zonas en amarillo marcan los lugares donde aún no se ha confirmado la llegada de estas especies peligrosas para el hombre, pero cuyas condiciones climáticas se han vuelto ideales para su propagación.

Advertisement

En Europa la zona sur de España ya aparece en el Mapa, pero Hay advierte de que el calentamiento no tardará en llevar los mosquitos aegypti y albopictus a todo el mediterráneo, España, Italia, los Balcanes e incluso Francia y el sur de Alemania. Los mosquitos también ganan terreno en Latinoamérica y extienden su presencia a zonas muy al norte en Estados Unidos. De momento, la mejor baza para su control está en la difusión de mosquitos modificados genéticamente para controlar su reproducción. [eLife vía New Scientist]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)