La arquitectura de las sedes de grandes empresas siempre es fascinante, y la de Google no es una excepción. La compañía prepara un nuevo Campus para Mountain View, un proyecto bajo enormes cubiertas de cristal y cuyos edificios podrán cambiar de forma.

Suena a ciencia-ficción, pero viniendo de la compañía que más startups de robótica ha comprado el año pasado no debería de extrañar. El proyecto está siendo desarrollado junto a los arquitectos Bjarke Ingels de la compañía holandesa Bjarke Ingels Group y Thomas Heatherwick de Heatherwick Studio, y contempla una serie de enormes estructuras acristaladas como "tiendas de campaña" que cubrirán manzanas enteras de edificios.

Advertisement

Aparte de proteger los edificios del clima y filtrar el exceso de luz solar, estas cubiertas de cristal permitirán diseñar edificios casi como si fueran interiores. Según explican en el diario Silicon Valley Business Journal., que es el que ha destapado el proyecto, los edificios serán reconfigurables medianmte un avanzado sistema de robots que podrán mover secciones enteras para dar cabida a diferentes espacios y funciones.

Carriles bici y vías elevadas peatonales servirán para unir las diferentes estructuras que ocuparan un espacio de más de 315.000 metros cuadrados en North Bayshore, un área de Mountain View donde Google ya tiene algunas oficinas que serán reformadas como parte del proyecto. En esta página de Google + podéis encontrar más imágenes de la propuesta, y el vídeo a continuación explica el proyecto. [Silicon Valley Business Journal vía The Verge]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)