Descubrir un nuevo huevo de pascua o Easter Egg es uno de los acontecimientos más celebrados por los entusiastas de los videojuegos. ¿Cómo nacieron estas referencias secretas que los programadores ocultan en el código y por qué tienen este nombre? Para contestar tenemos que remontarnos al primer huevo de pascua que se conoce en un juego.

Corría el año 1979. La mítica Atari acababa de publicar uno de sus títulos más emblemáticos: Adventure. Aunque sus gráficos nos parezcan risibles, Adventure está considerado el primer juego de acción-aventura de la historia, y vendió millones de copias, alcanzando el séptimo puesto de títulos más vendidos en la historia de la consola Atari 2600.

Advertisement

Lamentablemente, todas las compañías tienen su lado oscuro. El de Atari eran las pésimas condiciones laborales de sus trabajadores. Los programadores no solo no tenían derecho a royalties por sus creaciones, sino que se les prohibía firmar de ninguna manera sus obras. Warren Robinet, el creador de Adventure, se rebeló a su manera contra los abusos de la compañía y decidió firmar su obra contra viento y marea. Para ello, creó una sala de difícil acceso en el juego y escribió en ella su nombre. Había nacido el primer Easter Egg de la historia. Esta es su descripción en Wikipedia:

Dentro de las catacumbas del castillo negro (en los niveles de dificultad 2 y 3), empotrado en la pared sur de una cámara sellada (accesible solo con el puente), se encuentra un píxel invisible que puede levantarse como un objeto más, este píxel es conocido como el punto gris. Se debe hacer “rebotar” el cursor que representa al jugador contra la pared inferior para poder levantar el “punto gris”. El “punto gris” no es realmente invisible, solo que tiene el mismo color del fondo y puede visualizarse con facilidad si se coloca sobre una pared normal, el “punto gris” no es atraído por el magneto, a diferencia de muchos otros objetos en Adventure.

El llevar el “punto gris” al extremo derecho de la pantalla del corredor ubicado justo debajo del castillo amarillo, mientras están presentes otros objetos de colores diferentes, produce que la pared se vuelva invisible, permitiendo al jugador entrar a un cuarto secreto donde se lee: “Created by Warren Robinett” (Creado por Warren Robinett).

Atari publicó Adventure sin saber que escondía el nombre de su creador. Lo descubrió cuando un joven de 15 años de Salt Lake City muy confuso envió una carta a la compañía detallando cómo encontró la habitación con el nombre y preguntando qué significaba.

Advertisement

Resulta que la carta la recibió el nuevo diseñador jefe de Atari, Steve Wright, y le pareció una ocurrencia muy ingeniosa. Wright dijo que la idea de esconder referencias secretas en el juego le parecía como los huevos de chocolate que los niños buscan en la mañana de pascua.

Atari se hundió poco después, pero el concepto de huevo de pascua sobrevivió y se convirtió en un juego habitual entre los programadores y los usuarios. En este vídeo, el propio Warren Robinet narra la historia de como su pequeña rebelión se convirtió en un hito en la historia de los videojuegos. [Great Big Story vía Motherboard]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.