Se llama AirDog y es un dron que resuelve un problema de los aficionados a deportes extremos: cómo grabar tus piruetas, saltos y demás logros sin necesidad de tener a alguien operando el dron todo el rato. El invento, que acaba de estrenarse con éxito en Kickstarter, consiste en llevar puesto en la muñeca el control remoto. El dron te seguirá y grabará automáticamente sin que tengas que preocuparte de nada.

El sistema se basa en un dron diseñado para acoplar una cámara GoPro, estabilizador incluido. El aparato cuenta con GPS y sensores de movimiento para seguirte el paso. Se conecta por Bluetooth al mando a distancia (Airleash) que llevarás puesto en la muñeca y que hace la función de operador automático del dron.

Advertisement

De momento, AirDog no tiene detector de obstáculos, por lo que tienes que escoger una ruta libre para evitar que se choque en el aire. Sus creadores aseguran que están trabajando en desarrollar una solución para ello. La batería es el otro punto débil, solo entre 10 y 15 minutos de duración, pero la idea en sí misma es realmente ingeniosa.

El proyecto, de una empresa letona, acaba de estrenarse en Kickstarter. Piden 200.000 euros para hacerse realidad y ya casi han conseguido la mitad en apenas un día. Las 100 primeros que reserven el aparato pagarán 995 dólares. Luego costará 1.195 dólares. Puedes verlo en acción debajo. [Kickstarter vía Artic Start-up]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)