Bandera de Islandia. AP

¿Sabes hablar islandés? Si tu respuesta es que no es probable que desde la lejanía de tu idioma te parezca una lengua complicada o difícil debido a sus características. No sólo te pasa a ti, también a la propia tecnología, y eso es un problema para el futuro del propio idioma.

Dicen los expertos que el hecho de que aquello que llamamos “internet de las cosas” (y el resto de tecnología en general) haya dejado de lado el idioma podría convertirse en un serio problema. Los expertos lingüistas han advertido que la lengua islandesa corre el riesgo de morir en la sociedad moderna.

Advertisement

¿Por qué? Los mismos islandeses se han pasado al uso generalizado del inglés en el país, en primer lugar por el propio turismo, y en segundo lugar por el uso extensivo de dispositivos electrónicos controlados por voz, los cuales han reducido lentamente el número de personas que hablan islandés a menos de 400.000. Según explica Asgeir Jonsson, profesor de economía de la Universidad de Islandia:

Sin un lenguaje único el país podría experimentar una fuga de cerebros. Por ejemplo, una ciudad británica con una población del tamaño de Islandia tiene muchos menos científicos y artistas. Ellos simplemente se trasladan a la metrópoli.

Según el profesor el problema se agrava debido a que muchos de los nuevos dispositivos están diseñados para reconocer el inglés pero no el islandés:

No ser capaz de hablar islandés a los frigoríficos activados por voz, a robots interactivos o a dispositivos similares sería otro campo perdido.

Un problema que empieza a ser acuciado desde la base. Según Eirikur Rognvaldsson, un experto en idiomas de la misma universidad, los más jóvenes no estaban aprendiendo lo suficiente el idioma. Rognvaldsson finaliza expresando el miedo a perder la lengua a corto plaza, “cuanto menos útil se haga el islandés en la vida cotidiana de la gente, más cerca estaremos de ser una nación que renunciará a su lengua”, afirma. [Independent]

Advertisement