Lo malo de despertarse con un smartphone es que hay días en los que lo que apetece es estamparlo contra la pared y no se puede porque están caros. Este genial proyecto permite dar rienda suelta a nuestro malestar matutino con un despertador Arduino al que hay que disparar para desactivarlo.

En esencia, el despertador es una pequeña diana que podemos colgar en la pared. Debajo hay un sensor piezoeléctrico (un dispositivo que genera corriente al deformarse). El creador del dispositivo no se limita a conectar el sensor a una placa Arduino.

Advertisement

Advertisement

En su lugar, lo que hace es analizar la corriente producida por el impacto de un dardo mediante un osciloscopio, y programar un algoritmo que reconozca el número de picos de tensión producidos por un dardo NERF. De esta manera se asegura que el despertador solo se desactive al dispararlo con una de estas pistolas de dardos de gomaespuma, y no mediante ningún otro procedimiento, como levantarnos y dar un toque con el dedo.

La estructura del reloj está diseñada a medida e impresa en 3D. El reloj da la hora mediante una hilera de LED, pero si tienes conocimientos de Arduino puedes optar por otros sistemas. La mejor parte es que incluso con la alarma apagada, el reloj detecta los dardazos, así que es un excelente blanco de prácticas. [vía Normal Universe]