Tiene el aspecto de una esponja quemada, pero se trata de un nuevo material creado por el MIT con una curiosa propiedad: absorbe el agua y la transforma en vapor con solo recibir luz solar. El material es barato, y podría tener muchos usos, entre ellos el de alimentar nuevas plantas de producción de energía que no necesiten quemar combustibles fósiles.

No es la primera vez que se crea un material con estas propiedades, pero el MIT ha logrado que sea mucho más efectivo, ya que el 85% de la energía solar que recibe se transforma en vapor. En esencia, se trata de una esponja de grafito que flota sobre el agua. Al recibir sol, la parte superior se calienta y la diferencia de presión hace que absorba el agua y la se transforme en vapor.

Advertisement

El material es muy sencillo de producir y no contamina. Habida cuenta de la cantidad de turbinas eléctricas alimentadas de vapor que existen, el MIT cree que esta esponja podría ser de gran utilidad a la hora de hacer ecológicamente sostenibles muchas plantas de generación que queman combustibles fósiles, como las centrales térmicas. [vía MIT News]

Fotos: MIT

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)