El nuevo Tesla Model 3 será presentado de manera oficial, por fin, este mismo jueves 31 de marzo. Las claves: un sedán eléctrico por “sólo” $35.000 dólares. Su llegada supondrá, según Tesla, la popularización definitiva del coche eléctrico. Provocará también, según varios informes, que el resto de la gama varíe su precio y prestaciones.

Parece que el principal afectado sería el Model S, lo más alto de la gama, que tendría un “cambio significativo de precio a comienzos de abril” tras la presentacióndel Model 3. El comunicado de Tesla al primer medio en dar a conocer el rumor parece confirmarlo, afirmando explícitamente que “hemos hecho saber a algunos consumidores que habrá algunos cambios de precio a comienzos del próximo mes”.

Advertisement

Advertisement

Un cambio tan ambiguo, sin embargo, puede ser tanto hacia abajo como hacia arriba y de momento no está muy claro hacia donde apuntarán los cambios. Hasta ahora, sólo el 7,7% de los compradores del Model S escogían la opción de 70 kWh así que tiene sentido que la compañía añada una nueva opción más cara de 100 kWh que convierta de facto al Model S en un producto auténticamente premium.

El Model S marca su precio de partida en los $70.000 dólares, el doble de los $35.000 que costará el Model 3 así que tiene sentido para Tesla hacer su producto premium más premium todavía mientras el Model 3 establece su peculiar camino hacia las masas. Saldremos de dudas el próximo 31 de marzo en un evento que Gizmodo estará cubriendo al instante, no te pierdas todas las novedades. [vía Electrek]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.