Los drones pueden apuntarse una nueva habilidad más a la ya considerable lista de trucos con los que, eventualmente, conquistarnos cuando adquieran conciencia de sí mismos. Científicos del Instituto de Sistemas dinámicos y Control del EHT, en Zurich, han enseñado a estas máquinas a tejer y asegurar estructuras con cables como si fueran telas de araña.

Ni que decir tiene que, dejando a un lado nuestros temores sobre rebeliones de máquinas, el poder dirigir una tropa de drones tejedores tiene no pocas aplicaciones muy prometedoras en campos como la arquitectura o el arte.

Advertisement

El vídeo, en realidad es el último capítulo en una serie de investigaciones que el EHT está llevando a cabo programando drones para que construyan estructuras en base a modelos matemáticos en 3D. En anteriores experimentos de 2011 y 2012 ya hemos visto a estos robots voladores diseñar estructuras con ladrillos. Al menos ya sabemos qué aspecto tendrán sus nidos cuando tengamos que salir a cazarlos. [ETH Zurich vía IEEE Spectrum]