Ser fotógrafo de naturaleza tiene sus riesgos, sobre todo si se cometen imprudencias como la que protagonizó el fotógrafo naturalista Atif Saeed. Este artista pakistaní hizo lo que nunca hay que hacer en un parque natural donde los animales circulan en libertad: salir del vehículo.

Saeed recorría un parque zoológico en Lahore, Pakistán, cuando decidió salir del coche apenas un metro para fotografiar a un león cercano. Desafortunadamente, el ruido de la cámara llamó la atención del animal, que comenzó a acechar al fotógrafo con intenciones nada buenas a juzgar por su expresión.

Advertisement

El encuentro no se saldó con una persona devorada por un león por los pelos. Saed relata que el león se abalanzó sobre él y apenas le dio tiempo de volver a entrar en el coche cuando estaba a solo tres metros de distancia. En el momento le entró la risa, que le duró justo hasta que revisó las fotos y se dio cuenta de lo cerca que había estado de que fuera su último trabajo. Podéis seguir la obra de este fotógrafo en su página de 500px, Facebook o Flickr. [vía Daily Mail]

Fotos: Atif Saeed

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)