Los píxeles de esta enorme pantalla no están hechos de diodos de luz orgánica, sino de carretes de hilo de diferentes colores. Un sistema hace girar las bobinas para mostrar el color correcto en cada momento, y lo mejor es que puedes ver en ella tus fotos de Instagram.

Todo el tinglado es obra de un grupo de artistas e ingenieros pertenecientes a la agencia Breakfast para Forever 21. Es, en definitiva, una acción promocional para la conocida marca de ropa, pero es no le quita mérito desde el punto de vista de ingeniería.

La pantalla tiene solo 80 x 80 píxeles de resolución. Sin embargo, cada uno de estos píxeles es un carrete de hilo enrollado con hebras de 36 colores de manera que pueda mostrar mejor las imágenes que un pixel convencional de un único color. Eso suma una parrilla de 6.400 carretes motorizados por una estructura que pesa 900 kilos, y tiene más de 200.000 partes móviles y 11 kilómetros de hilo.

Para facilitar las cosas, la pantalla se divide en 200 módulos de 32 carretes que ha habido, lógicamente, que unir a actuadores electrónicos y programar para que puedan mostrar cada parte de la imagen. Es como fabricar un televisor digital, pero de una forma deliciosamente analógica.

¿Y lo de Instagram que decíamos al principio? La pantalla forma parte de una acción publicitaria en la que cualquier usuario de Instagram puede enviar una de sus fotos a la pantalla añadiendo el hashtag: #F21ThreadScreen. A continuación os ofrecemos un vídeo con la pantalla en acción, seguido de otro en el que los artistas de la agencia Breakfast diseñan y construyen su estructura. [vía F21ThreadScreen]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)