Foto: Piotr Farmas (vía Commodore USA).

Lo que ves en la fotografía anterior es un viejo Commodore 64 que usan día a día los encargados de un taller de mecánica de coches en Gdansk, Polonia. El sistema con el que trabaja este taller se basa en el uso de un ordenador de 34 años de edad que tiene apenas 64 KB de memoria RAM. Después de esto, no podrás decir que te gusta “lo retro” jamás.

Se trata de un C64C que aunque tiene más de tres décadas de haber nacido, lleva nada menos que 25 años trabajando sin parar en este taller de coches. En la imagen se puede ver con claridad que nadie se quita la grasa y el aceite de las manos antes de usarlo.

Advertisement

Advertisement

Según sus dueños, el ordenador incluso sobrevivió a una vez que se inundó el taller. Y si sigue así llegarán nuestros nietos y seguirá funcionando sin problemas. Entre estos polacos y los médicos noruegos que todavía utilizan disquetes se toman lo “retro” muy en serio. [vía Commodore USA]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.