Hemos visto demasiadas películas de Robin Hood como para no tener cierta simpatía romántica por los arcos y las flechas. La realidad, sin embargo, es que estas armas hacen tanto daño o más que un rifle, y las nuevas tecnologías las han hecho aún más efectivas y peligrosas. Este vídeo es la prueba.

En el vídeo, los especialistas en armas del canal GY6vids nos muestran la potencia destructiva que tiene un arco compuesto moderno. Para ello han empleado diferentes tipos de flechas, entre ellas una de aspecto decididamente desagradable que despliega tres hojas de acero en el aire, y cuya punta está cincelada para partir y atravesar huesos. ¡Ugh!

Independientemente de la punta, las flechas modernas viajan con la potencia suficiente como para atravesar limpiamente grandes bloques de gel balístico y gruesos pedazos de carne. La arquería sigue siendo una bella práctica, pero no hay que olvidar que lo que tenemos entre manos es un arma y lo mejor que se puede poner delante es una diana de prácticas. [GY6vids vía Sploid]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)