Hay días malos, y días de mierda... literalmente. El segundo tipo es el que les ha tocado a un grupo de desprevenidos conductores a los que ha pillado de lleno la explosión del tanque de un camión cisterna repleto de aguas residuales. El espectáculo no es nada bonito.

¡Ugghhh!...

Advertisement

Ocurría en Rusia, concretamente en el centro de Moscú, en una calle con abundante tráfico. El vídeo pertenece a una de las muchas cámaras de tráfico que los ciudadanos rusos instalan en sus vehículos para documentar posibles accidentes.

Las causas de la explosión no están claras, pero casi con toda seguridad es un problema de presión en el depósito agravada por los gases de la materia en descomposición y el calor estival. Segundos antes de la explosión, se aprecian finos chorros de materia fecal que se escapan por las juntas de la parte trasera. Las grietas no son suficientes para aliviar la presión interna, y finalmente toda la parte trasera del tanque revienta con muy poco glamour.

Sponsored

Afortunadamente no se registraron daños personales y ninguno de los vehículos a los que la explosión pilló de lleno quiso salir a comprobar el estado del vehícul0. No nos extraña. [Witalca Chumakov vía Telegraph]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.