¿Paradas de autobús? Sí, la antigua Unión Soviética promovió el arte a su peculiar manera, y resulta que uno de los soportes más usados para dejar expresarse a los artistas fueron precisamente las paradas de autobús. El fotógrafo Christopher Herwig se ha dedicado a capturar estos pequeños monumentos, y son simplemente asombrosos.

Herwig ha recorrido durante meses los territorios de la antigua URSS documentando los estilos, a veces delirantes, de estas piezas de mobiliario urbano. El resultado es un libro fantástico titulado precisamente Soviet Bus Stops. ¿Por qué esta exhuberancia a la hora de construir algo tan simple como una parada de autobús? Christopher Herwig lo explica así:

Las paradas de autobuses locales demostraron ser un terreno fértil para la experimentación artística durante el período soviético. Se construían prácticamente sin restricciones de diseño o limitaciones presupuestarias. El resultado es una asombrosa variedad de estilos que van desde el brutalismo más estricto a los caprichos más exuberantes.

El libro muestra ejemplos de estas estructuras fotografiados en antiguas repúblicas soviéticas como Kazajistán, Turkmenistán, Uzbekistán, Kirguistán, Tayikistán, Ucrania, Moldavia, Armenia, Abjasia, Georgia, Lituania, Letonia, Bielorrusia o Estonia. A continuación os ofrecemos algunos ejemplos. El libro está disponible aquí. [vía Christopher Herwig]

Fotos: Soviet Bus Stops / Christopher Herwig


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.

Click here to view this kinja-labs.com embed.