Si George Lucas no hubiese vendido Lucasfilm y todo lo relacionado a su obra maestra, Star Wars, la historia habría sido bastante distinta. Para Lucas, la nueva trilogía iba a estar dirigida a los adolescentes, pero Disney al final decidió olvidarse de esas ideas.

No es ningún secreto que los episodios I, II y III de la saga de Star Wars no son los más queridos por los fanáticos de antaño de la saga. Estas películas están llenas de personajes molestos y un humor bastante infantil, por lo que incluso muchos se quieren olvidar de que existieron. De hecho, uno de ellos pareciera ser J.J. Abrams, el director de Episode VII: The Force Awakens, la nueva entrega de la saga.

Advertisement

Y esto es una gran noticia. Gracias a ello hemos visto, con mucha emoción, como The Force Awakens promete ser una obra digna de la saga, de continuar la historia de los Skywalker e introducir nuevos héroes y villanos en el universo originalmente creado por Lucas. Se vienen 6 nuevas películas (una nueva trilogía y tres spin-off), pero todo podría haber sido muy distinto si el responsable de su creación hubiese sido George Lucas.

Según un artículo en Vanity Fair, Lucas siempre quiso hacer la nueva trilogía, y en ella iba a incluir también a personajes viejos (Han Solo, Luke Skywalker, etc) y nuevos, cosa que Abrams está haciendo en el Episodio VII. La gran diferencia es que la versión de Lucas iba a estar protagonizada por adolescentes y dirigida a un público infantil o juvenil. Que Dios nos proteja.

El mismo Lucas mencionó en una entrevista a inicios de este año:

“Yo tenía mis planes para la nueva trilogía y se los di todos a Kathleen [Kennedy, presidenta de Lucasfilm] cuando vendí a Disney, pero al final parece que lo descartaron todo. Está bien, seguro sus ideas me sorprenderán”.

Es cierto que Lucas fue la mente maestra en la creación de la saga, pero en los episodios I al III dio un giro muy brusco en la narrativa e incluso en el tipo de público al que se dirigía. Star Wars se llenó de personajes como Jar Jar Binks y los torpes y “graciosos” androides de la Guerra de los Clones, dejando en el pasado a los stormtroopers y el gran Darth Vader.

No todo es malo en los episodios I al III, esas películas también dieron vida a algunos de los personajes y villanos más míticos del universo de Star Wars, como Darth Maul o el Conde Dooku. Pero también a Jar Jar Binks, un personaje que incluso J.J. Abrams confesó en una entrevista que pensó matar para sus películas, pero que al final decidió que mejor aún era ignorarlo por completo:

“Confieso que me vi tentado a mostrar en una escena muy rápida de un desierto a un esqueleto, que muy pocos en el cine verían y podrían decir ‘Hey, ¡ese es Jar Jar muerto!’; pero al final decidí pasar, decidí que aunque era una buena broma interna, muy pocos la entenderían. Es mejor dejarlo enterrado en el pasado.”

A Lucas se le agradece su creación y su legado, pero confío plenamente en que Disney y Abrams están haciendo una obra maestra en sus películas. De nuevo, solo hay que ver cómo lucen los tráilers. Lucas también confiesa que siente emocionado por esta película, que no ha querido saber nada acerca de su desarrollo porque quiere, por primera vez en su vida, disfrutar como cualquier persona de la película, y salir sorprendido del cine. [Vanity Fair vía Polygon]

Foto de portada: AP Images.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)