El conductor mexicano de Formula 1 Sergio Pérez. Imagen: SergioPerez.mx

Hawkers es doblemente famosa por conseguir vender sus gafas como rosquillas y por estrategias de publicidad tan agresivas que a menudo caen en el sexismo, en Yetis que usurpan identidades o directamente en el ridículo más completo, como es el caso. Les ha costado un contrato publicitario con la Formula 1.

El detonante fue un tweet en la cuenta oficial de Hawkers Mexico (ya eliminado) donde la compañía se burlaba de los mexicanos e instaba a utilizar sus gafas para que “no es les noten los ojos hinchados mañana en la construcción del muro”. El mismo muro que Donald Trump ha utilizado como argumento electoral incansablemente y del que ha llegado a prometer que obligaría al propio Mexico a pagarlo.

Sergio Perez, conductor mexicano de Formula 1 en Force India, respondió rápido al comentario anunciando al tiempo que rompía su relación con la marca. Según Motorsport, el patrocinio de Hawkers a Perez tenía apenas una semanas de duración y la edición especial con su nombre iba a ponerse a la venta a finales de este mes.

Hawkers México reaccionó unas horas más tarde con un vídeo de casi 3 minutos a modo de disculpa. Si juzgamos por las respuestas al mismo, no fue suficiente. Supongo que la buena noticia es que al final alguien sí va a usar unas Hawkers para taparse los ojos hinchados, aunque no sean los mexicanos. [via Motorsport]