La película Guardianes de la Galaxia termina con una divertida escena en la que aparece Groot bailando la canción I Want You Back de los Jackson Five en la Milano. La escena plantea dos interrogantes que habían sido un misterio hasta ahora, pero hay una escena eliminada que los explica ambos.

Si no has visto aún Guardianes de la Galaxia, te advertimos que a partir de aquí hay spoilers.

Advertisement

El primer misterio de la escena es por qué el pequeño Groot deja de bailar cuando Drax vuelve la mirada. Al principio parece un simple juego para tomar el pelo al irascible Drax, pero resulta que hay una explicación a la timidez del hombre árbol.

El director del film, James Gunn explica en una entrevista a Doug Loves Movies que había una escena eliminada en la que la versión adulta de Groot comienza a moverse al ritmo de la canción Livin Thing de la ELO. Drax aparece en escena e interrumpe el disfrute musical con una mirada amenazadora que hace que Groot deje de bailar avergonzado.

Gunn explica que, aparte de carecer del más mínimo sentido de la ironía o de los dobles sentidos, Drax tampoco entiende el baile como actividad. La escena era poco importante y acabó en la pila de descartes, pero explica la timidez de Groot en la archiconocida escena final (sobre estas líneas).

Advertisement

Más importante que esto, la escena explica otra de las grandes dudas que circulaban respecto al miembro vegetal de Guardianes de la Galaxia. Groot es destruido al final de la película, y todo lo que queda de él es un pequeño esqueje que, sorprendentemente, pronto se convierte en un nuevo hombre planta. La duda era si el pequeño Groot del final era el hijo del personaje original, o el mismo personaje. El hecho de que recuerde el momento vivido con Drax durante el baile, reconoce Gunn, es la prueba de que Groot conserva todos sus recuerdos y, en realidad, es el mismo personaje en un nuevo cuerpo aún no desarrollado. [Doug Loves Movies vía Comic Book]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)