Una gigantesca pirámide en mitad de la nada construida para detectar (y evitar) el fin del mundo. Podría ser la escena inicial de una película apocalíptica de ciencia-ficción, pero es en realidad una base militar anti-misiles que EE.UU. construyó en 1975, una de esas misteriosas estructuras de las que solo conocemos todos los detalles décadas después de su construcción.

La Biblioteca del Congreso de EE.UU., en Washington D.C., cuenta con una extraordinaria serie de imágenes sobre este complejo, llamado Stanley R. Mickelsen Safeguard Complex y ubicado en Dakota del Norte. Lo muestra en todas sus fases de construcción, las fotos son de verdad impresionantes.

Las imágenes las tomó el fotógrafo Benjamin Halpern para el gobierno estadounidense y muestran una pirámide (pirámide, megaestructura, nave central... llámalo como quieras) que servía de centro de control de todo el complejo. Su misión era detectar e interceptar misiles balísticos que pudieran amenazar al país. Las instalaciones se inauguraron en 1975, entraron en pleno funcionamiento en Septiembre de ese año, pero se cerraron solo cuatro meses después.

Advertisement

Una de los aspectos más sorprendentes de esta construcción es su parecido al de la Pirámide de Kukulkán, en el complejo arqueológico de Chichén Itzá, en México, uno de los mayores vestigios de la civilización Maya.

Echa un vistazo a las dos imágenes debajo. La última, la de la pirámide Maya, la tomó el fotógrafo Henry Sweet durante un viaje arqueológico liderado por Alfred P. Maudslay.

Sponsored

Por supuesto, fuera de su parecido geométrico, no hay ninguna relación entre ambas construcciones. Sin embargo, no deja de ser sorprendente pensar en su similitud funcional, aunque sea solo desde el punto de vista metafórico.

Una estructura, la de los Mayas, se construyó como parte de una especie de sistema divino de seguimiento de acontecimientos celestes; la otra era un templo militar construido por ingenieros y matemáticos, pensado para avistar misiles en el horizonte, posiblemente nucleares, y evitar una catástrofe mundial.

Trayectorias, caminos que se cruzan, horizontes... Ambas pirámides fueron monumentos arquitectónicos construidos para detectar diferentes cataclismos: el que marcaban los calendarios por la confluencia de eventos cósmicos, y el que podría llegar de repente con la explosión de misiles nucleares. Símbolos de dos civilizaciones con más similitudes entre sí de lo que parece. [vía Library of Congress]