La NASA está trabajando en un nuevo sistema que permitirá desarrollar los primeros vehículos aéreos autónomos para operar en espacio aéreo civil. Para lograrlo comenzará a probar una nueva tecnología que le permitirá a estos drones evitar colisiones con más precisión que nunca.

La ambición largo plazo de la NASA con este proyecto es la de lograr dar vida a los primeros vehículos aéreos no tripulados (UAV) volando en espacio civil y comercial. Para ello comenzará a probar un nuevo sistema mejorado de “detección y evasión” que han implementado en su dron de investigación llamado “Ikhana”, el cual se encontrará con otros aviones y drones en su trayectoria, lo que pondrá a prueba su capacidad de reacción y evasión de obstáculos en medio de un vuelo.

Advertisement

Además, en la segunda fase de pruebas la NASA probará su sistema en un avión Beechcraft T-34 el cual estará equipado con un módulo de control y uno de comunicaciones para maniobrar y comunicarse con la torre de control aéreo sin necesidad de la intervención de ningún piloto humano.

En diferentes ocasiones, sobre todo después de grandes tragedias como el accidente de Germanwings en el que murieron unas 150 personas, se ha hablado de que en algún momento los aviones comerciales optarán por usar “pilotos robots” en lugar de seres humanos. Aunque es una propuesta bastante radical y todavía falta mucho tiempo antes de que la tecnología esté lista para tal cambio, la NASA con este nuevo sistema da un paso más allá, proponiendo la convivencia de aviones comerciales llenos de pasajeros, y UAVs en el mismo espacio aéreo, algo que hoy en día supone un riesgo tan grande que ningún gobierno está dispuesto a tomar. Al menos por ahora. [vía NASA]

Foto: Dron Ikhana, NASA.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)