Las principales dudas en torno al accidente de Germanwings, explicadas

La fiscalía de Marsella ha reunido a los medios en una rueda de prensa para revelar los datos proporcionados por la caja negra relativos a los últimos minutos del Airbus A320 de Germanwings siniestrado. Aunque ha aclarado parcialmente los hechos, también ha puesto una serie de dudas sobre la mesa. Son estas.

Advertisement

¿Qué ocurrió exactamente, según las grabaciones de la caja negra?

Según el fiscal, Brice Robin:

En este momento, y a la luz de las investigaciones recientes, la interpretación que podemos dar es que el copiloto voluntariamente se abstuvo de abrir la puerta de la cabina al comandante. Acto seguido, dirigió la nave para que perdiese altura.

El copiloto, Andreas Lubitz, 28 años y de origen alemán, se encontraba solo en ese momento en cabina. Las grabaciones muestran que, aunque en silencio, su estado era consciente y sin síntomas de respiración agitada hasta el momento mismo del impacto. Todos los datos apuntan, según afirma la fiscalía, a que el accidente del avión fue completamente intencionado.

Según declaraciones de Carsten Spohrs, CEO de Lufthansa y a la que pertenece la filial German Wings:

Partimos del hecho de que el avión fue estrellado de manera voluntaria en los Alpes.

Advertisement

¿Qué ocurrió antes de que el piloto abandonase la cabina?

La investigación ha dado a conocer los 30 minutos del vuelo previos al accidente. Son los últimos 10 son en los que Lubitz permanece solo y en silencio en la cabina. Durante los últimos 20, y según la investigación, la conversación entre los pilotos es "alegre" y "cortés".

Advertisement

Más tarde, momentos antes de que el comandante abandone la cabina y previo a un briefing que estaba preparando con motivo del aterrizaje en Düsseldorf, las respuestas del copiloto se volvieron de repente "mucho más lacónicas".

¿Por qué salió el piloto de la cabina?

La principal hipótesis es que abandonó momentáneamente la cabina para ir al baño. Aquí es donde empiezan los detalles polémicos. Según Álvaro Gammicchia, secretario del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas en declaraciones a El Español, la regulación exige que en todo momento haya dos personas en cabina. Lo habitual es, obviamente, que se trate del piloto y el copiloto, pero si uno debe ausentarse para ir al baño por ejemplo (como apuntan los hechos en este caso), un miembro de la tripulación ha de entrar a la cabina.

Advertisement

La cuestión es que no siempre se cumple, y de hecho según declaraciones de Dominique Fouda, responsable de la comunicación de la Agencia Europea de Seguridad Espacial, en el caso concreto de Europa no se requiere que un miembro de la tripulación entre en cabina si piloto o copiloto van, en condiciones normales (no por enfermedad), al baño.

Lo habitual es que si no hay ningún problema cualquiera de los dos se quede solo en la cabina, como ocurrió en el caso de Germanwings. Las grabaciones, según recoge el New York Times, permiten oír al comandante pidiéndole al copiloto que tome control de la nave. Posteriormente se escucha el abrir y cerrar de la puerta de la cabina. La suposición, no confirmada, es que en ese momento el comandante fue al baño.

Advertisement

¿Por qué no pudo volver a entrar?

Advertisement

Tras los ataques del 11S, la Organización de Aviación Civil internacional reguló nuevas medidas que limitan el acceso a la cabina. Dichas medidas, que pueden verse en este vídeo de 2002 publicado por Airbus, son las siguientes:

En condiciones normales, la puerta de acceso a la cabina está bloqueada. El procedimiento habitual, en caso de que un miembro de la tripulación quiera acceder a la misma, es marcar un código (tal y como funciona un videportero). En ese momento se le ilumina una alerta al piloto que, mediante una cámara de vídeo, puede ver quién llama a la puerta y autorizar o denegar el acceso, tal y como explica un representante de Airbus. Para permitir la entrada, el piloto ha de mover el interruptor de la posición de "bloqueo" a "desbloqueo".

Advertisement

¿Qué ocurre si hay una emergencia? En ese caso hay otro código, especial, del que se informa a la tripulación en el briefing previo al vuelo. La cuestión, y ese es otro de los detalles espinosos, es que el código no desbloquea la puerta de inmediato sino que lo hace al cabo de 30 segundos. Pasados esos 30 segundos, la persona que quiera entrar tiene 5 segundos para hacerlo antes de que la puerta se bloquee de nuevo.

Durante los 30 segundos iniciales, el piloto puede volver a tomar control y bloquear la entrada. Si eso ocurre, el procedimiento alternativo de emergencia se inhabilita durante 30 minutos.

Advertisement

¿Qué ocurrió justo antes del impacto?

Las grabaciones revelan toques en la puerta, primero más débiles, luego más insistentes por parte del comandante con la intención de entrar en la cabina. Durante ese tiempo, también se puede oír al comandante pidiendo acceso e identificándose apropiadamente.

Advertisement

Mientras ocurre, el piloto respira normal pero permanece en silencio, al tiempo que acciona los mecanismos necesarios para iniciar el descenso de la aeronave, a 1000 metros por minuto. La fiscalía es clara: "iniciar el descenso sólo pudo ser una acción voluntaria". Los registros indican que el piloto automático se cambió de manera manual de 38.000 pies a sólo 100.

Advertisement

Durante el descenso y en los últimos 8 minutos de vuelo, el control aéreo de Marsella se puso en contacto con el avión en repetidas ocasiones. Ahí tampoco hubo respuesta por parte del copiloto.

Las grabaciones muestran que, durante los últimos minutos y momentos previos al impacto, los pasajeros a bordo fueron conscientes de lo que ocurría y se escuchan gritos.

Advertisement

¿Estaba inconsciente el copiloto?

No. La respiración fue normal hasta el momento del impacto y, puesto que la tripulación podía haber accedido a la cabina utilizando el procedimiento de emergencia, la única alternativa es que Andreas Lubitz bloqueó también dicho procedimiento, activando el protocolo que lo inhabilita durante 30 minutos.

Advertisement

¿Estamos ante un homicidio voluntario o ante un suicidio?

Al ser preguntado directamente, la respuesta del fiscal Brice Robin:

No he usado la palabra suicidio. Aunque es desde luego una pregunta legítima que hacerse

Advertisement

¿Se trata de un ataque terrorista?

No hay, por el momento, ninguna hipótesis o concusión que señale que las motivaciones detrás de Lubitz hayan sido religiosas, étnicas o debidas a un ataque terrorista. No tenía antecedentes penales y, al momento de escribir estas líneas, las autoridades internacionales están examinando el entorno y los detalles adicionales en torno a la vida del piloto.

Advertisement

Según el ministro Alemán de Interior, Thomas de Maiziere, no hay "ningún antecedente ni indicativo terrorista".

Algunas conclusiones. Preguntas aún en el aire.

Según declaraciones del fiscal Robin y de Spohr, CEO de Lufthansa, el hecho de que el comandante no tuviese acceso a la cabina fue un hecho "intencionado". Pero aunque todo apunta a que la intención de Lubitz fue la de destruir el avión todavía siendo siendo un misterio las motivaciones y lo que lo provocó.

Advertisement

Lo que no sabemos es el trasfondo de esa decisión. Según Spohr, todos los pilotos de la compañía pasan por una serie de tests físicos y psicológicos muy exigentes, acogidos a la normativa europea. En el caso de Lubitz todo estaba en orden aunque hace ocho meses interrumpió, sin que aún se sepan a fondo las causas, su entrenamiento. Los motivos permanecen por el momento sujetos a secreto médico.

Al ser preguntado si piensa que el copiloto cometió suicidio, Spohr afirmó:

"No soy un experto legal, pero cuando una persona es responsable de la vida de 150 personas, es más que un suicidio".

Advertisement

Algunas de las cuestiones que continúan pendientes:

  • Las motivaciones de Lubitz para iniciar de manera manual el descenso.
  • ¿Abandonó el piloto la cabina para ir al baño o por otra razón?
  • Si Lubitz sabía a ciencia cierta que el comandante iría al baño durante el vuelo, y cuando.
  • Si fue, completamente, un suicidio voluntario o si Lubitz sufrió algún estado de enajenación o locura transitoria. No hay, al momento, evidencia de que padeciese ningún trastorno psico o neurológico.
  • ¿Por qué Lubitz inició el descenso de manera gradual y no hizo un simple picado?

[Fuentes: Forensic Science Journal, El Español, 20minutos, Quartz, The New York Times]

Advertisement

Imagen: Ewa Studio/Shutterstock

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story