Hay cientos de clasificaciones sobre los diferentes perfiles de gente que utiliza las redes sociales. Dependen de la de red social, de la edad de los usuarios, aficiones, del tipo de acceso a Internet... Hay casi tantas clasificaciones como usuarios, pero esta que ha elaborado (¡sorpresa!) un banco online, el británico First Direct, es de hecho bastante interesante y da en el clavo en muchos puntos. En total identifica 12 perfiles de usuarios. ¿Cuál es el tuyo?

Debajo tienes la infografía completa en inglés, pero ahí van los perfiles:

  • Los Ultras: son los obsesionados, entran en las redes sociales decenas de veces al día.
  • Los que solo prueban (Dippers): acceden de ven en cuando, sin entrar a veces durante días o semanas.
  • Los negacionistas (Deniers): aseguran que no dependen de las redes sociales, pero no pueden evitar entrar constantemente.
  • Los Vírgenes: empezando todavía con esto de Facebook, Twitter, Instagram...
  • Los mirones (Lurkers): miran lo que dice el resto, apenas participan.
  • Los "gallitos" (Peacocks): presumidos como un pavo, tienen muchos seguidores, muchos RTs y mucho de todo...
  • Los opinionados (Ranters): opinan sobre todo y creen que siempre tienen razón. Sí, muy cansinos.
  • Los anónimos (Changelings): pues eso, adoptan personalidades ocultas, nadie sabe realmente quién está detrás, pero son muy activos.
  • Los fantasmas (Ghosts): parecidos a los anteriores, pero con perfiles anónimos por miedo a la privacidad.
  • Los preguntones (Quizzers): preguntan a todo el mundo porque creen que es la mejor forma de empezar una conversación o hacer amigos... Por favor, que alguien les diga que se equivocan.
  • Los Informadores: buscan reconocimiento por ser los primeros en dar a conocer la última noticia o tema interesante con sus seguidores y amigos. Como el que siempre levantaba la mano primero en clase, pero aplicado a redes sociales.
  • Los buscadores de halagos (Approval seekers): los que publican algo (un post, un tuit...) y al momento esperan reacciones de los demás... si les ignoras se ponen muy nerviosos.

¿Se han dejado alguno? Seguro que sí. Debajo la infografía completa.