Los selfies, el nuevo peligro para los corredores del Tour de Francia. El corredor del equipo Sky Geraint Thomas no ha dudado en calificar a los selfies como "el nuevo dolor en el culo" para los corredores que participan en el Tour de Francia. La nueva moda de las autofotos ha hecho que muchos aficionados salten a la vía o se inclinen peligrosamente y de espaldas para tratar de retratarse al paso de los corredores.

La opinión de Thomas ha sido secundada por otros participantes en la prueba. El estadounidense Tejay van Garderen ha calificado la moda de "peligrosa mezcla de vanidad y estupidez". El corredor ha explicado que muchos espectadores no son conscientes de lo rápido que circulan los ciclistas y el espacio que necesitan. "Nos encanta que las carreteras estén llenas de espectadores" ha matizado el corredor "pero, por favor, dejadnos espacio". [Foto: AP]