El selfie que muy pocos se atreverían a hacer. La impresionante imagen de arriba la tomó el fotógrafo Andrew Hara,

Advertisement