Imagen: Michael Nunez / Gizmodo

Hace dos días, Zachary Penton tuiteó sobre el nuevo álbum de Frank Ocean, lo mal que iba Snapchat y las ganas que tenía de asesinar a sus compañeros de piso. Hoy este estadounidense de 21 años se enfrenta a cargos de homicidio por la muerte de Daniel Garofalo, un hombre de 41 años que vivía con él.

Advertisement

“Tengo que mudarme a otra parte antes de que asesine brutalmente a mis compañeros de piso”, publicó en Twitter el 20 de agosto:

A sus seguidores les sonó a broma, pero hoy algunos de sus mensajes parecen decir algo sobre su personalidad y su obsesión con las armas:

“Si pone prohibidas las armas en la puerta, no entro”.

“Siempre tengo un Kabar cerca para situaciones como esta”.

Advertisement

Advertisement

Según la policía de Gilbert, Arizona, el propio Penton llamó al teléfono de emergencias para entregarse. Dijo que había disparado y matado a su compañero de piso tras una discusión. Garofalo fue declarado muerto en la escena del crimen por los agentes que se acercaron hasta la casa.

En Twitter, Penton solía preguntar a sus seguidores si querían ir a pegar tiros, y también retuiteaba las publicaciones de varias cuentas proarmas. Quizá el tuit más preocupante de los que se han difundido hoy a través de las redes sociales sea este, publicado por Zac el pasado 4 de junio:

“Madre mía, comprar un arma es facilísimo”. La policía no ha aclarado si se refería a la pistola con la que presuntamente mató a su compañero.

Sponsored

Un juez ha fijado la fianza de Zachary Penton en 750.000 dólares. El joven ha sido enviado a la prisión del condado de Maricopa mientras se sigue investigando lo que ocurrió exactamente antes de los disparos. [ABC 15 Arizona]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.