Tony Dyson ha fallecido en su casa de Gozo, en Malta, a los 68 años de edad. Dyson, conocido por su risa contagiosa, fue la persona que concibió a R2-D2, el droide más querido de la saga Star Wars desde 1977. Este ingeniero y profesor de robótica británico diseñó los colores, la mecánica y hasta los sonidos de R2.

Dyson fue también el encargado de crear un modelo capaz de ser pilotado por una persona desde dentro, tarea que llevaría a cabo el actor Kenny Baker. R2-D2 aparece en las siete películas de la saga, aunque en The Force Awakens deja paso a las nuevas generaciones con la aparición estelar del droide esférico BB-8.

Advertisement

Advertisement

Además de Star Wars, Tony Dyson estuvo ligado a Hollywood a través de películas como Superman 2 y Moonraker, la undécima entrega de James Bond que protagonizó Roger Moore. Diseñó 36 criaturas espaciales, trajes, jetpacks, armas láser... También trabajó para Philips y Sony. Para esta última creó el robot de este anuncio sobre el primer reproductor de CDs de la compañía:

En los últimos años, Dyson construyó una carrera como orador motivacional, utilizando la historia detrás de la creación de R2-D2 para inspirar a otros. Ha asistido a convenciones de fans y de robótica en todos los rincones del mundo. “Juega. Nunca dejar de jugar. Si miramos a la vida de la forma en la que realmente debería ser, disfrutándola, entonces nos convertimos en seres creativos” dice en este vídeo grabado en la Comic Con de Malta, en diciembre de 2015:

[vía The Telegraph, Times of Malta]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)