Si eres de los que sufre de frustración al ver lo bien que quedan los muebles de Ikea en las fotos de su catálogo, no sufras más. Lo que ves no son fotografías, sino renders 3D creados por ordenador. De hecho, el 75% de los productos que aparecen en el catálogo del popular fabricante sueco son CGI. La compañía mantiene un banco de más de 25.000 de estos muebles virtuales.

Según explican en CGSociety, el primer producto totalmente recreado en 3D fue una silla Bertil en 2006 (sobre estas líneas), mientras que la primera habitación íntegramente creada por ordenador data de 2010. Desde entonces, la compañía ha aumentado exponencialmente el uso de gráficos digitales. Los modelos son creados mediante las aplicaciones 3DStudio Max y V-Ray, que también se usan para componer los ambientes. V-Ray es, de hecho, fundamental para dar un tratamiento realista a la iluminación.

Después, las escenas ya montadas pasan por un exhaustivo tratamiento de Photoshop para simular incluso un leve estado de uso. La norma de la casa es trabajar con imágenes a una resolución extremadamente alta. La razón es que, aunque muchas de las fotos acaban en la web de la compañía o en el catálogo, a veces también es necesario adaptarlas a grandes formatos como carteles o vallas publicitarias.

Advertisement

Aproximadamente el 35% de las imágenes de ambientes están íntegramente generadas por ordenador. El resto combinan elementos digitales y reales. Según explica la propia compañía, las cocinas son el motivo más complicado debido a lo mucho que varían de un país a otro, y a su abundancia de elementos orgánicos como comida o plantas.

Si lo pensamos bien, no resulta nada extraño. Haría falta una legión de decoradores, montadores y ayudantes, por no mencionar un espacio enorme, para construir las sofisticadas puestas en escena que muestran algunas habitaciones y salones del catálogo.

Advertisement

Tener los muebles disponibles en 3D permite adaptar la decoración al gusto de cada país de una manera rápida, barata, y más respetuosa con el medio ambiente. Con el tiempo, esta manera de trabajar será la norma del catálogo de esta y otras compañías. Ikea publica más de 200 millones de ejemplares de su catálogo al año. La cifra dobla el número de biblias que se publican anualmente en el mundo. [vía CGSociety]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)